• Jueves, 15 de noviembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1483 [name] => Sanidad Privada, Mutualidades y Empresas [slug] => sanidad-privada-mutualidades-y-empresas [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1483 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 1588 [filter] => raw [cat_ID] => 1483 [category_count] => 1588 [category_description] => [cat_name] => Sanidad Privada, Mutualidades y Empresas [category_nicename] => sanidad-privada-mutualidades-y-empresas [category_parent] => 1350 ) )

Los representantes políticos abogan por planes a largo plazo en un debate sobre I+D

Se ha celebrado una mesa debate sobre la situación de la Ciencia en España en el acto de presentación del Informe ASEBIO 2017

MESA ASEBIO (1)

Durante el acto de presentación en Madrid del Informe ASEBIO 2017 se celebró una mesa debate sobre la situación de la Ciencia en España con portavoces parlamentarios de los principales grupos políticos en el Congreso de los Diputados. Al analizar la inversión pública para la I+D+i, Óscar Galeano, portavoz de Agenda Digital del Grupo Parlamentario Socialista, destacó la necesidad de transmitir una estabilidad presupuestaria ambiciosa. En su opinión, al margen del ministerio o la legislatura de turno, la estabilidad tiene que trascender y fijar contenidos y procedimientos que perduren. También, cambiar determinadas políticas para que el aumento de gastos no se quede en papel mojado.

Juan Bravo, portavoz de Innovación en la Comisión de Economía y Competitividad del Grupo Popular, admitió aciertos y errores, pero “de todos”, a nivel presupuestario, y Nagua Alba, portavoz de Universidades y miembro de la Comisión de Ciencia del Grupo Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea (GCUP-ACP-EM), recordó los datos de los últimos años y la pérdida de miles de investigadores en un momento caracterizado por un sistema científico eficaz. Apuntó también la necesidad de pensar en políticas distintas, hacer apuestas a largo plazo y revertir todos los pasos dados, además de plantear cómo repartir los fondos de forma que sean más eficientes.

Para Susana Solís, responsable de Industria e I+D+I de Ciudadanos y diputada en la Asamblea de Madrid, los datos no son buenos y la reducción de las partidas presupuestarias durante la crisis ha hecho que los indicadores se hayan resentido, “como en el caso de las patentes, donde nos encontramos a la cola de Europa”. Como solución, sugirió, además de llevar a cabo nuevas políticas, un incremento de los recursos no financieros de los presupuestos superior al crecimiento del PIB hasta que alcanzar la inversión anterior a la crisis, y en cuanto a los recursos financieros pensar en fórmulas que permitan utilizarlos mejor.

Para paliar la falta de recursos en I+D+i, el portavoz socialista abogó por un incremento de la capacidad de gasto. “Hay que mandar a Europa el mensaje de que queremos cumplir el déficit, pero también los objetivos de I+D+i y los niveles de inversión que se nos marcan desde allí”. Por su parte, Nagua Alba consideró dos propuestas: la posibilidad de una Agencia de Innovación y una banca pública que vehicule los préstamos entre Administraciones y empresas, y Bravo recordó algunas de las políticas de la legislatura popular, como las deducciones por I+D en el Impuesto de Sociedades, de las que se han beneficiado las empresas, y la responsabilidad de las Comunidades Autónomas y del sector privado.

En opinión de la portavoz de Ciudadanos se necesita un cambio basado en cuatro ejes fundamentales: el primero, estabilidad presupuestaria, y no solo mediante financiación, sino estable para proyectos a largo plazo; el segundo, un sistema basado en las personas, mediante una reforma que dé estabilidad a los investigadores y evitar su precariedad; también, un sistema de I+D+i que esté mejor gestionado, eliminando las trabas administrativas, y mejor evaluado para ver qué políticas son las más efectivas; y finalmente, apostar por la innovación y por las empresas innovadoras.

Galeano anunció que el Pacto por la Ciencia es ya una realidad tras la moción presentada por el Grupo Socialista y aprobada por el Parlamento. “El acuerdo tiene ya las bases y es una magnífica hoja de ruta para poner en práctica las medidas”.

Todos los políticos aplaudieron la creación del nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación y su potencial ayuda a la I+D+i. En palabras del portavoz socialista se trata de una apuesta para relanzar las políticas científicas y constituirse en interlocutor que recoja las demandas del sector, y para Nagua Alba, gestos como este hacen que se tome la ciencia en serio; “ahora hay que recuperar la senda para poder avanzar, sobre todo porque la I+D+i es una cuestión de Estado y hay que tomarla como una prioridad”.

La Ciencia, cuestión de voluntad política

Tras el debate de los parlamentarios, Luis Serrano, director del Centro de Regulación Genómica (CRG) y presidente de la Alianza SOMMa, impartió una charla magistral científica, en la que subrayó diferentes propuestas para mejorar el sistema de I+D+i español. Entre otras cuestiones, destacó la importancia de formar gente joven, de colaboración internacional, de desarrollo de la tecnología o de comunicar el trabajo a la sociedad. “Tenemos que hacer ciencia de excelencia, pero hay que pensar que esta puede convertirse en patentes, compañías…”.

El director del CRG considera que los centros españoles son atractivos para atraer científicos internacionales, solo hay que ofrecer las condiciones necesarias. “Si traes a un investigador le tienes que dar una startup y dinero para que empiece a trabajar”.

“No tenemos nada en nuestro ADN que nos haga diferentes de otros países. Cualquier centro español, cualquier autonomía, con un poco de inversión puede tener centros internacionales de primer nivel. Es una cuestión de voluntad política, y no solo responsabilidad del Estado, también de las autonomías”.

En su opinión, la ciencia española puede tener gran impacto internacional si se lo propone. Es posible hacer ciencia de excelencia, pero sin olvidar otros aspectos como la igualdad de género, los recursos humanos, la comunicación y la formación de científicos. “No todo es publicar papers, hay que cuidar además esos otros aspectos”.

Para lograr los objetivos, Luis Serrano sostiene la necesidad de desarrollar la Ley de la Ciencia y de reducir la burocracia. “Aunque no nos den más dinero, si no quitan la mitad de burocracia ya iríamos bien. Evidentemente, sería necesario aumentar la financiación, pero con servicios científicos técnicos de calidad, y que la investigación pública y privada hablaran con una única voz a favor de la ciencia”.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies