• Lunes, 24 de septiembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 7462 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 7462 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

Los sindicatos y el Gobierno llegan a un acuerdo sobre el incremento de las retribuciones

El acuerdo se firmará este viernes por la tarde, y supondrá incrementos salariales desde el 6,1 al 8,79 por ciento en tres años para los empleados y empleadas públicas

El pasado 7 de marzo los sindicatos y Función Pública volvían a sentarse en la mesa de negociación sobre las condiciones de los empleados públicos, tras los desacuerdos generados en su último encuentro. Así, en esta sesión, tal y como informaban desde CC.OO se llegaron a acuerdos para completar un documento de empleo, que en opinión de Pepe Fernández, coordinador del Área Pública de CC.OO “mejora de forma sustancial todo lo relativo a la tasa de reposición, lo que permite generar empleo neto público”.

Además, en esta reunión se revisó el documento de condiciones de trabajo “en el que hay un principio que permite la recuperación de la negociación colectiva con cuestiones tan importantes como es la recuperación del 100 por cien en caso de incapacidad temporal”.

Pero no ha sido hasta la mañana de este viernes cuando los sindicatos y la Secretaría de Estado de Función Pública han llegado a un acuerdo respecto al documento retributivo. Como informan desde CC. OO, el acuerdo, que se firmará esta tarde a  las 16:30h, “supondrá incrementos salariales desde el 6,1 al 8,79 por ciento en tres años y restablece la capacidad de negociación colectiva”, que afecta a los casi 3 millones de empleados y empleadas públicas.

En este sentido, Fernández ha afirmado a la prensa que “este es un buen acuerdo” y por ello los sindicatos se han mostrado favorables a proceder a su firma.

Por su parte, desde la Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT han concretado que esta subida supone un “6,1 por ciento fijo hasta 2020 y del 6,9 por ciento para distintos colectivos  a través de fondos adicionales”. De esta forma, “el incremento salarial alcanzaría el 8,79 por ciento si se cumplen varias previsiones económicas, que son el crecimiento del PIB en 2019 y 2020 y el cumplimiento de déficit”.

Analizando estos datos, se entiende que el acuerdo  permite que en 2019, los empleados públicos podrán llegar a percibir un 2,75 por ciento más en sus nóminas y el siguiente año la subida salarial se podría situar en 3,85 por ciento, lo que permitiría recuperar casi cinco puntos y medio del poder de compra perdido durante los años de crisis.

Es por ello que en palabras de Julio Lacuerda, secretario general de FeSP-UGT “este acuerdo que firmamos representa el comienzo de la recuperación salarial y de la reparación de derechos”.

Otras mejoras

Este acuerdo incluye también otros puntos,  que favorecen la creación de “empleo neto y el abrir un clima nuevo en las administraciones públicas y el sector públicos”, como recordaba Pepe Fernández. Teniendo en cuenta que la firma se realiza un día después de la primera huelga nacional por los derechos de la mujer, cabe resaltar que el documento también aborda “aspectos como la fijación de prioridades dentro de los planes de igualdad y la corresponsabilidad para la conciliación”, como informan desde CC.OO.

En concreto, el colectivo de más de  de empleados de las administraciones podrá disponer de una bolsa de horas de libre disposición acumulables para favorecer la conciliación familiar y laboral. En detalle, el acuerdo contempla que las administraciones públicas regulen una bolsa de horas, equivalentes a once días anuales, que serán recuperables en el periodo de tiempo que se determine. Los empleados públicos también tendrán la posibilidad de acogerse a un plan concreto de jornada continua para el cuidado de hijos menores de 12 años o con discapacidad.

En cuanto a condiciones laborales, el acuerdo supone la devolución de la capacidad de negociación de las 35 horas en las Administraciones que las tuvieran y que cumplan los objetivos en materia de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera de déficit público, deuda pública y regla de gasto. De esta forma, el acuerdo permitirá, mediante la negociación en cada ámbito concreto, acordar calendarios laborales que maticen y flexibilicen las 37´5 horas.

Asimismo, en la parte referente a  tasa de reposición, se ha pactado para 2018 la tasa de reposición del 100 por cien para todas las Administraciones Públicas que hayan cumplido los objetivos de estabilidad presupuestaria y la regla de gasto. Esta tasa se podrá elevar al 108 por ciento en los casos de aquellos sectores o ámbitos que requieran un esfuerzo adicional de efectivos. En lo referente a los empleados del sector salud, se ha establecido asimismo que las Administraciones Públicas que no hayan cumplido el objetivo de déficit, deuda o regla de gasto, tendrán una tasa de reposición igualmente del 100 por cien en sectores prioritarios, como es la Sanidad, entre otros.

Por último, también CSIF ha querido realizar declaraciones, afirmando que este paquete de medidas supone “un punto y aparte” sobre uno de los periodos más duros que han vivido los empleados públicos, a quienes se les bajó el sueldo en 2010 y se les deterioraron las condiciones laborales con el decreto de recortes de 2012.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies