• Martes, 21 de noviembre de 2017

La Medicina hiperbárica, eficaz en patologías que cursan con dolor

El dolor, la fibromialgia, las lesiones radioinducidas, las heridas necrosadas, la vasculitis y la sordera súbita en las primeras 72 horas, son algunas de las patologías que se están tratando con la terapia hiperbárica

Facultativos han revelado, durante el primer Congreso Nacional sobre Medicina Subacuática e Hiperbárica, los resultados de los estudios que han realizado de la terapia hiperbárica en varios hospitales públicos “sin que los pacientes tengan que suspender su medicación prescrita- para mejorar su calidad de vida en diferentes enfermedades.

“Hemos comprobado su eficacia en dolor neuropático, en fibromialgia, en algunas patologías autoinmunes, en lesiones óseas, en lesiones radioinducidas, en sordera súbita (durante las primeras 72h) y, en otras graves enfermedades”, señalan los expertos.

En dolor neuropático, el doctor Salvador señala que la terapia hierbárica actúa a tres niveles. “Esos tres niveles son: el efecto simpaticolítico que actúa sobre los impulsos dolorosos que transmiten las fibras C. La generación de opioides endógenos por la vía del óxido nítrico. Y, la tercera vía, que actúa también al bloquear los canales de sodio y calcio. La suma de estos tres factores hace que este tratamiento sea muy interesante teniendo en cuenta que carece de efectos secundarios, si el paciente no sufre ninguna cardiopatía u otra enfermedad que lo contra-indique”, explica.

Otro de los resultados de esta terapia donde los especialistas coinciden consiste en la mejora de las lesiones radio-inducidas por tratamientos oncológicos. “Nuestra experiencia en este tipo de lesiones es muy positiva. Hemos comprobado que actualmente, la radioterapia en algunos casos resulta mucho más agresiva y lesiva y produce lesiones más severas en tejidos adyacentes a los que trata, algo que no ocurría anteriormente”, apunta Emilio Salas.

Por su parte, Eva Mª Sanz, hiperbarista, comentó que el futuro de esta terapia se enfoca por investigaciones en diferentes ámbitos: Neurología, Fibromialgia y Oncología. “Otros estudios han publicado que la terapia hiperbárica puede ser un apoyo coadyuvante más en pacientes que han sufrido un ICTUS, siempre complementando toda la rehabilitación que puede ser necesaria en estos casos”, expone.

Respecto a las investigaciones en fibromialgia el Doctor Viqueira, que acumula una experiencia de 38 años en Medicina Hiperbárica en Murcia, comentó que su equipo también está trabajando en estudios de pacientes que sufren fibromialgia y otras patologías infantiles. “Los reumatólogos que ejercen en la sanidad pública nos están derivando pacientes con fibromialgia y nosotros los hemos aceptado, siempre y cuando los resultados sean evaluados posteriormente por los reumatólogos que trabajan en la sanidad pública del hospital que nos deriva a dichos pacientes. Y, lo mismo en el caso de los pequeños que sufren algún tipo específico de trastorno del espectro autista que cumplen determinados requisitos, casos que siempre deben ser seleccionados por los neuropediatras, porque esta palabra encasilla múltiples patologías diferentes entre sí”, añade el experto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies