• Jueves, 19 de julio de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 7374 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 7374 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

Médicos catalanes alertan de que el déficit en AP y el cierre de camas colapsarán las urgencias

El Sindicato Médico de Cataluña sostiene que los 191 facultativos de refuerzo para el verano "no solucionarán el problema del déficit de médicos que es estructural"

Mdicos_colpaso_urgencias

El Sindicato Médico de Cataluña (MC) pone en tela de juicia los “refuerzos” programados por el Servicio Catalán de Salud (CatSalut) para este verano. Consideran desde la organización que los 191 médicos -1 facultativo equivalente = 1 facultativo de 36 horas/semana durante un mes- que en teoría reforzarán los servicios de Atención Primaria (AP) y hospitalaria serán en la mayor parte de ellos contratos de sustitución para conseguir cubrir los profesionales que se van de vacaciones y “no serán un incremento de plantilla, ya de por sí muy mermada”, han adelantado fuentes de la central médica catalana.

El secretario general de MC, Josep Maria Puig, ha reconocido que “cualquier dispositivo es satisfactorio, pero más que un refuerzo es un intento de no dejar más debilitados aquellos dispositivos sanitarios de las poblaciones costeras que ya no cuentan con suficientes médicos”. Puig se ha referido a cómo el pasado verano no se alcanzó el objetivo que se había fijado que se había marcado la administración sanitaria.

Ante la incertidumbre, el secretario general de MC augura dificultades no solo en AP, sino también en las urgencias hospitalarias. Porque, tal y como vienen denunciando desde el sindicato, en la asistencia en Primaria se parte de una situación deficiente, “por lo que todo hace pensar que habrá tensiones como viene sucediendo en los últimos veranos”, ha indicado.

Desde que empezó la crisis y los recortes, en el Servicio Catalán de Salud han perdido alrededor de 800 médicos de AP y, tal y como critican desde MC, “aún no los hemos recuperado”, sostienen al tiempo que reconocen que la precariedad laboral y la fuerte presión asistencial son los puntos que complican que se cubran los puestos vacantes. “La oferta para que los facultativos se queden es muy poco atractiva”.

A juicio de Puig, si la AP no podrá asistir el número de pacientes que le lleguen durante este verano, el paciente acabará acudiendo a las urgencias hospitalarias, donde aunque tenga que esperar horas interminables terminará siendo atendido. En este sentido, los profesionales y pacientes tendrán que ir preparándose para encontrarse estos servicios durante los meses de verano colapsados”, advierte.

Porque el déficit de profesionales en el sistema sanitario catalán se hace más notorio durante el verano o en invierno con las epidemias de gripe, “pero el déficit es estructural; poniendo parches no se solucionan los problemas”, censuran, al tiempo que manifiestan su disposición a dialogar con el Departamento de Salud para intentar llegar a una solución pactada que repercute en la calidad que se ofrece al paciente.

Reajuste de personal y de infraestructuras

El Servicio Catalán de Salud (CatSalut) ha puesto en marcha el dispositivo de personal y de la infraestructura hospitalaria para adecuarla al bajón de la actividad programada para los meses de verano. En este sentido, según fuentes sindicales, su idea es cerrar alrededor de 1.285 camas de hospital entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, de un total de 12.978 plazas disponibles contabilizadas por este ente público. Pero donde habrá menores camas disponibles, como en años anteriores, será en la segunda quincena de agosto donde estarán fuera de servicio cerca de 2.362 unidades.

Por ello, desde el Sindicato Médico de Cataluña demandan a las gerencias hospitalarias que tengan la necesaria agilidad y flexibilidad para “reabrir las camas que sean necesarias ante intervenciones quirúrgicas que no puedan esperar o el incremento de la demanda asistencial, principalmente sabiendo que la red de utilización pública ya ha perdido más de 1000 camas de agudos a raíz de los recortes”, sentencia.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies