• Miércoles, 18 de octubre de 2017

Médicos de Familia de Andalucía denuncian la “degradación” y el “desmantelamiento” de Primaria

La Plataforma Basta Ya presenta el informe ‘La realidad del Plan de Verano del SAS en los centros de salud de Málaga capital’

Los médicos de Familia que se agruparon a finales de junio en la plataforma Basta Ya han exigido a la Administración diálogo ante lo que consideran la “degradación” y el “desmantelamiento” de la Atención Primaria. Aseguran que la situación en Málaga capital es insostenible y que este verano tan sólo han contratado a diez médicos sustitutos en la capital, siete de Familia y tres Pediatras.

Estos datos se extraen del informe ?La realidad del Plan de Verano del SAS en los centros de salud (CS) de Málaga capital? que han presentado en el Colegio de Médicos de Málaga, con el fin de explicar la situación actual de Primaria para que la Administración no sólo ponga medidas reales sino, sobre todo, que dialogue con ellos. 

“Harían falta 111 contrataciones para sustituir las vacaciones de verano. Con esa cifra su cumpliría la recomendación del propio Servicio Andaluz de Salud (SAS) de que se tome vacaciones un tercio de la plantilla cada mes”, manifestó la médico de Familia Carmen González. En total, hay 335 facultativos en los 27 CS de la capital, por lo que serían necesarios esos 111 sustitutos al mes para que cada médico que está disfrutando de su descanso pueda ser sustituido por otro. En esta cifra no están incluidas las jubilaciones (que no se han cubierto).

El portavoz de la plataforma ?Basta Ya?, Carlos Bautista dejó claro que esta situación ha estallado por la degradación de la Atención Primaria, no por las guardias de más que tienen que realizar este verano. Para Bautista, la solución pasa por recuperar a los profesionales que se fueron a trabajar fuera de Andalucía. Añade que si no se pone solución a la falta de facultativos cuando se jubilen los que están en activo “esto va a ser un páramo”. Toda esta situación afecta a los pacientes: “Imaginaos la cara que se nos queda cuando nos dicen que llevan esperando un año para una prueba determinada o tres para una prótesis de rodilla”, relató Bautista.

El colectivo quiere, ante todo, diálogo: “Ya somos 300 en el grupo y no somos muchos más porque hay compañeros que tienen miedo a perder sus contratos, y eso es muy respetable. Vamos a esperar hasta que inicien el diálogo. Mientras tanto seguiremos haciendo buena medicina, que es lo que sabemos hacer”, señaló Carlos Bautista.

Consecuencias terribles para los pacientes crónicos

Francisca Muñoz explicó que las consecuencias de la falta de sustituciones son terribles sobre todo para los ciudadanos con enfermedades crónicas o complejas, ya que necesitan un referente médico. Al no haberlo, se encuentran con una atención médica que no es la adecuada porque cada día tienen un facultativo distinto: “Se dan casos de miembros de la misma familia con médicos y consultas distintas”, afirmó.

Otra consecuencia es la suspensión de las siguientes actividades durante julio, agosto y septiembre: cirugía menor, citologías, visitas domiciliarias, infiltraciones, Niño Sano, espirometrías, inserciones de DIU y planes de deshabituación tabáquica: “Esta es una de las cosas que más nos preocupa a los médicos de Familia”, dijo Francisca Muñoz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies