• Lunes, 15 de octubre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1482 [name] => OMC y Colegios [slug] => omc-y-colegios [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1482 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 1741 [filter] => raw [cat_ID] => 1482 [category_count] => 1741 [category_description] => [cat_name] => OMC y Colegios [category_nicename] => omc-y-colegios [category_parent] => 1350 ) )

Médicos madrileños de AP creen que no deben asumir la responsabilidad que exige el Módulo Único de Prescripción

Representantes del Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) señalan que no deben ser los facultativos de este nivel asistencial los que validen lo que el especialista hospitalario ha prescrito al paciente

Mesa Atención Primaria Colegio de Médicos de Madrid

A partir del próximo 1 de octubre, se implantará en todos los centros de salud de la Comunidad de Madrid el Módulo Único de Prescripción (MUP). Ante la inminente puesta en marcha de esta normativa, la Mesa de Atención Primaria  del Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) se ha reunido para debatir sobre las consecuencias del mismo.

Así, desde este organismo han querido aclarar que,  a su juicio, no deben ser los facultativos de este nivel asistencial los que validen lo que el especialista hospitalario ha prescrito al paciente. En concreto, han señalado que con el MUP, los médicos de Atención Primaria “están obligados a aceptar una medicación que no has prescrito y ello tiene unas consecuencias asistenciales para el paciente y puede tener también unas consecuencias jurídicas para nosotros”.

Problemática jurídica y para el paciente

Argumentado las posibles complicaciones  de esta medida, han recordado lo que se recoge en un informe de la Asesoría Jurídica del ICOMEM que expone que “puede producirse una prescripción viciada respecto a lo previsto en el Código de Ética y Deontología Médica, si el médico de Atención Primaria “transcribe” a una receta oficial, una prescripción de un medicamento o un fármaco que no es de uso habitual en el ámbito de la Atención Primaria y sí del hospitalario y sobre el que no puede llevar a cabo una adecuada evaluación de cara a su posterior uso”.

De hecho, desde ICOMEM aportan que ese mismo informe hace hincapié en que “ello supondría un enorme riesgo para el paciente, que se encontraría con que su médico prescriptor no puede hacerse responsable de la prescripción de un fármaco, cuya evolución y comportamiento puede perfectamente desconocer”. Y, por otro lado,  no hay que olvidar que el mismo documento indica que el “médico debe abstenerse de actuaciones que sobrepasen su capacidad, y en tal caso, propondrá que se recurra a otro compañero competente en la materia, es decir, a aquel que sí conoce los efectos e interacciones de tal medicamento y que es quien ha realizado la orden para que se prescriba”.

Es por ello que, agradeciendo su esfuerzo,  han pedido a Ángel Luis Mataix Sanjuan, jefe de Área de Sistemas de Información Sanitaria,  que se tengan en cuenta las mejoras propuestas por este órgano, para que el MUP  suponga un avance para todos.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies