• Sábado, 17 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1353 [name] => Residentes [slug] => residentes [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1353 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1334 [count] => 176 [filter] => raw [cat_ID] => 1353 [category_count] => 176 [category_description] => [cat_name] => Residentes [category_nicename] => residentes [category_parent] => 1334 ) )

Médicos y estudiantes advierten del desequilibrio entre plazas MIR y facultades de Medicina

El Ministerio de Sanidad cifra en 16.259 las solicitudes presentadas para realizar el examen MIR en 2019

ceem y omc

El pasado año de 4000 médicos, entre egresados y recirculantes formados en las facultades españolas, no pudieron obtener plazas MIR, y parece que la situación podría repetirse este próximo años. Así se ha hecho saber por parte del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) y la Organización Médica Colegial (OMC), a través de la Vocalía de Médicos Jóvenes y Promoción del Empleo, tras el anuncio del Ministerio de Sanidad, que cifra en 16.259 las solicitudes presentadas para realizar el examen MIR en 2019.

Según ambas organizaciones gran parte del problema radica en el desequilibrio entre las plazas MIR ofertadas y las plazas en las facultades de Medicina. Así exponen que cada año salen más de 7000 médicos de las facultades de medicina, sin responder de esta forma a las necesidades del Sistema. Si a esto le sumamos las personas que no obtienen plaza y tienen que volver a presentarse, así como la precariedad laboral que lleva a la reespecialización, la conclusión final es que es insostenible.

Medidas urgentes

Ante esta situación, CEEM señala que no puede continuar una desviación de recursos hacia la creación de nuevas facultades de medicina mientras las administraciones no son capaces de garantizar la correcta formación durante la carrera ni finalizar su proceso de formación, a través de la residencia.

Por su parte, desde la Vocalía de Médicos Jóvenes y promoción de empleo de la OMC señalan que la formación MIR no debería ser un privilegio, sino un continuo necesario para poder ejercer con garantías en el sistema sanitario español. De esta forma, ambos organismos concluyen que es inadmisible continuar con la apertura de Nuevas Facultades y no aumentar las plazas MIR.