• Miércoles, 19 de junio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1478 [name] => Ind. Farmacéutica [slug] => ind-farmaceutica [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1478 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3628 [filter] => raw [cat_ID] => 1478 [category_count] => 3628 [category_description] => [cat_name] => Ind. Farmacéutica [category_nicename] => ind-farmaceutica [category_parent] => 1350 ) )

Merck y GSK consolidan su alianza para el desarrollo de una nueva inmunoterapia

Realizarán conjuntamente nuevos ensayos sobre M7824, diseñados para actuar simultáneamente sobre dos vías inmunosupresoras

SEOM

Una inmunoterapia de proteínas de fusión bifuncional que se encuentra actualmente en investigación es el motivo de la alianza entre dos grandes compañías como son Merck y GSK. Esta alianza estratégica global servirá para desarrollar y comercializar conjuntamente M7824 (bintrafusp alfa), diseñado para actuar simultáneamente sobre dos vías inmunosupresoras, transformando el factor de crecimiento β y un ligando-1 de muerte programada (PD-L1), que son comúnmente utilizadas por las células cancerosas para evadir el sistema inmunitario.

Actualmente esta inmunoterapia se encuentra en investigación, incluyendo potenciales estudios de registro dirigidos a múltiples tipos de cánceres de difícil tratamiento. Entre ellos destaca el ensayo de Fase II que compara M7824 con pembrolizumab como tratamiento de primera línea en pacientes con PD-L1+ que presentan cáncer de pulmón no microcítico avanzado (NSCLC, por sus siglas en inglés).

Como destaca Belén Garijo, miembro del Consejo de Administración de Merck y CEO de Healthcare “M7824 muestra potencial para ofrecer nuevas respuestas a los pacientes con cáncer. Junto con GSK, nuestro objetivo es conseguir un cambio de paradigma en el tratamiento de esta enfermedad, convirtiéndonos en líderes de las nuevas inmunoterapias”. Por su parte, Hal Barron, director científico y presidente de I+D de GSK matiza que ““A pesar de los recientes avances médicos, aún hay muchos pacientes que sufren cánceres de difícil tratamiento y que no se benefician de las terapias inmuno-oncológicas, hecho que limita sus opciones de tratamiento. M7824 reúne dos mecanismos de acción diferentes en una sola molécula, y hemos observado resultados clínicos alentadores en el tratamiento de ciertos pacientes oncológicos, concretamente, en aquellos con cáncer de pulmón no microcítico”.

Un acuerdo económico

Cabe recordar que los anticuerpos bifuncionales tienen como objetivo aumentar la eficacia alcanzada con terapias individuales o mediante la combinación de estas. Por su parte, se espera que M7824 sea una nueva alternativa para combatir cánceres difíciles de tratar más allá de la interacción entre PD-1 y PD-L1. Además de su uso como agente único, también se está considerando la posibilidad de utilizar M7824 en combinación con otros activos del pipeline de ambas compañías.

A nivel económico, este acuerdo supone que Merck recibirá un pago por adelantado de la cuantía de 300 millones de euros, aunque podrá ser de hasta 500 millones de euros en concepto de hitos de desarrollo derivados del Programa de Cáncer de Pulmón de M7824. Merck también podrá optar a ser candidato de hasta 2.900 millones de euros adicionales en caso de lograr con éxito su aprobación futura, así como su posible desarrollo comercial. Por tanto, el valor total que tendrá la operación podrá llegar hasta los 3.700 millones de euros. Ambas compañías compartirán el desarrollo y la comercialización, junto con todos los beneficios y costes derivados a nivel mundial.