• Viernes, 22 de junio de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1601 [name] => Mexico [slug] => mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1601 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 163 [filter] => raw [cat_ID] => 1601 [category_count] => 163 [category_description] => [cat_name] => Mexico [category_nicename] => mexico [category_parent] => 0 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 1604 [name] => Nacional [slug] => nacional-mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1604 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1601 [count] => 489 [filter] => raw [cat_ID] => 1604 [category_count] => 489 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional-mexico [category_parent] => 1601 ) )

Miastenia gravis, enfermedad poco conocida en México

A nivel mundial la miastenia gravis tiene una tasa de prevalencia de 10 a 20 casos por cada cien mil habitantes. En México se desconoce la prevalencia real de esta enfermedad denominada como autoinmune.

El Dr. Erwin Chiquete Anaya, Neurólogo Adscrito e Investigador en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán compartió en entrevista exclusiva para EL MÉDICO INTERACTIVO MÉXICO, el cuadro general de la enfermedad, los tipos de los cuales se tiene registro y los tratamientos de esta enfermedad que puede tardar hasta ocho años en ser diagnosticada debido a que sus síntomas pueden compartirse con los de otras enfermedades.

¿Qué es la Miastenia Gravis?

Es una enfermedad autoinmune que se diagnostica por la producción de redes de anticuerpos en contra de la producción de la acetilcolina, sustancia química que libera el nervio para activar el musculo, lo cual bloquea la comunicación adecuada entre nervio y músculo, lo que provoca que el paciente presente fatigabilidad extrema.

¿Existen factores de riesgo para padecer esta enfermedad?

Sí existen y van desde padecer alguna otra enfermedad autoinmune como puede ser hipo o hipertiroidismo, lupus, artritis reumatoide, vitíligo, diabetes tipo 1, esclerosis múltiple, entre otras, así como ser pariente en primer o segundo grado de dichos pacientes.

Es frecuente relacionarlo con un timoma, es decir un tumor en el timo, órgano que se encarga de capacitar a los anticuerpos y que debería desaparecer aproximadamente a los 12 años, cuando no desaparece en la adultez, se puede relacionar con la producción de estos anticuerpos que bloquean el funcionamiento adecuado del nervio y músculo.

¿Cuáles son las cifras de la prevalencia en nuestro país?

En México desafortunadamente no se tiene un registro de la prevalencia, sin embargo, los especialistas podemos guiarnos con las estadísticas mundiales que indican desde un 10 hasta 20 casos por cada 100.000 habitantes.

¿Cuáles son los tipos de Miastenia Gravis?

Desde el punto de vista clínico hay varios tipos de miastenia gravis, pero la manera de hacerlo más sencillo para los pacientes es clasificarlo en dos principales tipos como son:

-Miastenia Gravis Ocular cuyas manifestaciones clínicas se originan en los párpados o en los músculos que mueven los ojos y sus síntomas principales son la caída de los párpados, a menudo uno más que el otro, diplopía o estrabismo.

-Miastenia Gravis Generalizada en la cual se afectan otros músculos del cuerpo como pueden ser los de las extremidades y sus síntomas se manifiestan como debilidad ya que la capacidad muscular va disminuyendo y perdiendo sensibilidad. El simple acto de abrir una lata o una puerta son extremadamente fatigantes para estos pacientes.

De manera médica se suman los tipos de inicio tardío, de inicio temprano, con relación a timoma y cero negativa, es decir, sin anticuerpos detectables en sangre pero con síntomas consistentes con miastenia gravis.

¿Se tiene algún patrón etario en el diagnóstico?

Tenemos dos patrones registrados, el primero es antes de los cuarenta años que ataca mayormente a mujeres y el segundo patrón se registra después de los 50 años y cuyo mayor diagnóstico recae en los varones.

¿Cuánto puede tardar este diagnóstico?

Puede tardar desde meses hasta ocho años, según los registros del hospital y sin haber registro nacional ya que suele confundirse con psicopatologías como depresión u otras de tono psiquiátrico por la relación con el bajo nivel de energía corporal. Cuando un caso de diagnóstico orgánico se confunden con fibromialgia, distrofias musculares, infarto cerebral, esclerosis múltiple, entre otras.

¿Cuáles son los tratamientos?

El más importante se trata de un medicamento que aumenta la cantidad de acetilcolina en la placa neuromuscular, ya que evita su degradación, se trata de la piridostigmina. En tipo generalizado son necesarios los inmunosupresores que bajan las excesivas defensas y permiten que trabaje la acetilcolina y son tratamientos que se encuentran incluidos en el cuadro nacional de salud.

¿Cómo es la capacitación hacia los médicos sobre esta enfermedad?

Se recibe en la carrera, sin embargo, se olvida con el tiempo y no se tienen un seguimiento específico de capacitación para los primeros niveles de atención. Los neurólogos, por su parte son los que podrían estar más relacionados con la enfermedad, también los médicos internistas y reumatólogos que son los que suelen tratarlos en el tercer nivel de atención.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies