• Martes, 21 de noviembre de 2017

Mueren más mujeres por enfermedades cardiovasculares que por cáncer de mama

En México seis de cada diez personas sedentarias, son mujeres

Ana Ancona

En México, más de la mitad de la población es femenina. La doctora Ana Elena Ancona, médico cardiólogo adscrito a la Unidad de Cardiología del Hospital General de México, precisa que por cada 10 muertes femeninas por enfermedades cardiovasculares hay una por cáncer de mama.

Es decir, que cada 11 minutos muere una mujer por cuestiones cardiacas, una situación específica cuyos estudios han logrado desplomar mitos sobre sobre la mortalidad femenina colocando a la enfermedad cardiovascular como la primera causa de muerte a una escala internacional.

En la actualidad se han abordado acciones para disminuir la mortalidad por enfermedad cardiovascular en mujeres, la meta es que para el año 2025 las muertes por esta causa se reduzcan en un 25 por ciento. La educación y la información oportuna sobre los diversos factores de riesgo que se relacionan con los procesos físicos femeninos son una pieza clave en esta meta, asegura la doctora Ancona.

Los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular se relacionan con la inactividad física, la ingesta de grasa que a su vez ocasiona sobrepeso, la ingesta de alcohol, el tabaquismo, los niveles descontrolados de colesterol y la hipertensión, sin embargo, se desconocía que las hormonas tienen un papel importante en esta ecuación.

En promedio, la propensión de un varón de sufrir un infarto se encuentra entre los 45 y 55 años, mientras que en la mujer el promedio de edad se localiza entre los 55 y los 65 años, es decir, diez años después, esto tiene una explicación científica clara, los estrógenos presentes en la mujer se encargan de blindar a los vasos sanguíneos hasta la llegada de la menopausia o climaterio.

Los procesos del climaterio no son las únicas condiciones que afectan al corazón de la mujer, las mujeres jóvenes también son propensas a las enfermedades cardiovasculares, ya que se descubrió una estrecha relación en el consumo de anticonceptivos orales y el tabaquismo, condición que provoca enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cáncer, adelanto de dos a tres años en la llegada de la menopausia y osteoporosis.

La gestación del embarazo provoca preeclampsia, condición en la cual la placenta induce una falla en los vasos sanguíneos de la madre provocando hipertensión, misma que desaparece después del parto, situación que debe ser monitoreada por el médico, pues años después, la madre podría ser diagnosticada hipertensa.

La doctora Ancona mencionó que la hipertensión arterial es el padecimiento más común y peligroso, pues cuando el corazón tiene años con una presión arterial alta puede causar un ensanchamiento o adelgazamiento, lo que agudiza el riesgo de sufrir un infarto.

La carga genética es de 2.6 en mujeres y de 2.3 e varones, ligeramente más alta entre las féminas, lo que debería ingerir en la prevención primaria, es decir, en el estilo de vida antes de llegar a los tratamientos farmacológicos, una dieta baja en sales, alta en sodio y con actividad física moderada puede cambiar el panorama del corazón entre la población.

La diabetes y la obesidad han sido determinados por el sector salud como una pandemia, pues el 64 por ciento de las mujeres son obesas versus el 46 por ciento de los varones debido principalmente al sedentarismo, estudios han demostrado que el 56.2 por ciento de los mexicanos pasan en promedio 16 horas sentados frente a una pantalla, ya sea de televisión o computador y seis de cada diez personas sedentarias, son mujeres.

La sintomatología en mujeres y hombres es diferente, pues mientras en los hombres la angina de pecho es un síntoma típico, en las mujeres puede presentarse un dolor soportable que por desgracia no se toma en cuenta con la urgencia debida, lo que provoca una pérdida de tiempo vital que podría traducirse en una pérdida significativa del tejido cardiaco.

Es importante mencionar que a mayor edad es menor la absorción de los medicamentos, la recomendación de la doctora Ancona es tener controles médicos anuales tanto en hombres como en mujeres y no posponer el tratamiento ni suspenderlo.

 

Finalmente la doctora Ancona recomendó a mujeres y hombres adultos visitar a su médico una vez al año, revisar sus niveles de colesterol, glucosa y presión arterial; si ya tiene un factor de riesgo medicarse y no abandonar su tratamiento, apoyándose de la tecnología como la APP Día a Día que sirve de recordatorio electrónico a través del celular. Todo esto ayudará a que más mujeres logren tener un corazón sano.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies