• Martes, 12 de diciembre de 2017

“Necesitamos más ensayos para reafirmar la eficacia del cannabis terapéutico en el dolor crónico”

Concha Pérez, portavoz de la Sociedad Española del Dolor y jefa de la Unidad de Dolor del Hospital La Princesa en Madrid, explica que los cannabinoides podrían emplearse como tercera vía de tratamiento junto a los opioides y otros fármacos para el dolor neuropático para potenciar el efecto analgésico*

Mano sujetando cannabis

Más ensayos clínicos son necesarios para valorar las ventajas en cuanto a eficacia analgésica en la administración del cannabis terapéutico para el dolor neuropático, explica Concha Pérez, portavoz de la Sociedad Española del Dolor y jefa de la Unidad de Dolor del Hospital La Princesa en Madrid. “Este es un tema que depende mucho de la tolerancia del paciente. Es cierto que los cannabinoides, aunque de momento en España no están indicados para el dolor neuropático, excepto para la esclerosis múltiple, sí se utilizan como tercera vía de tratamiento  junto a los opioides y otros fármacos para el dolor neuropático para potenciar el efecto analgésico, y al ser inhalados nos da ventajas en cuanto a la tolerancia”

Durante su ponencia en el XIV Congreso de la Sociedad Española del Dolor (SED) celebrado en Murcia bajo el lema “Avanzando en el estudio y tratamiento del dolor”, Jordi Pérez, profesor de Anestesiología de la Universidad McGill de Montreal (Canadá) y director del “Cancer Pain Program”, defendió el potencial terapéutico de los derivados del cannabis para ayudar a controlar ciertos síntomas en pacientes con enfermedades crónicas: “Los estudios disponibles demuestran su eficacia analgésica principalmente en cuadros de dolor crónico como el neuropático o el oncológico, proporcionando beneficios moderados para espasticidad, insomnio, fatiga, ansiedad y náuseas”.

Para Jordi Pérez, la investigación clínica, la monitorización y la personalización del tratamiento son claves para identificar el mejor candidato y el mejor producto medicinal: “No hay una sola solución farmacológica para aliviar el dolor crónico por lo que el prescriptor hará bien en aprender de las lecciones que los opioides nos han enseñado”.

En este sentido, Jordi Pérez señala que los pacientes que responden de forma efectiva al cannabis médico muestran una tendencia a disminuir el consumo de otros fármacos analgésicos como opioides, antidepresivos y antiinflamatorios y menos posibilidad de desarrollar dependencia y adicción.

Por su parte, la presidenta del Área de Ciencias Básicas del Comité Científico del XIV Congreso de la SED, María Isabel Martín, apoya la introducción de los derivados del cannabis como mecanismo de segunda línea en el Sistema Nacional de Salud y su normalización para evitar que se consuma sin control médico: “Se trata de disponer de una opción más, no sustituye a los opioides, ya que estos cubren un campo muy amplio de actuación. Sin embargo, si se combinan pueden mejorar el resultado final”.

Respecto a la prescripción de opiodes en España para combatir el dolor crónico, Concha Pérez apunta: “En España, desde hace algunos años, simplemente con la receta formal y corriente de su médico, como de cualquier otro fármaco, los pacientes pueden obtener en su farmacia la prescripción de algunos opiodes. Esto, junto con la educación y la controlada prescripción, ha hecho que España se sitúe en uno de los países con un consumo importante de opioides”.

En palabras del coordinador del Grupo de Opioides de la SED, Ignacio Velázquez, la prescripción de opioides en España está en la media de los países europeos y no hay motivos para alarmarse: “En Estados Unidos las muertes por drogas legales superan a los fallecimientos por las drogas ilícitas. En cambio, la prescripción de opioides en nuestro país está dentro de los ámbitos deontológicos de autocontrol y de fiscalización administrativa que impiden la excesiva prodigalidad de la Sanidad privada estadounidense”.

El Grupo de Opioides de la SED trabaja actualmente en la revisión en detalle del panorama de consumo de opioides en España, la elaboración de guías clínicas para temas concretos y el estudio de la repercusión del consumo de estas sustancias. Todo apoyado con acciones como la realización de un estudio epidemiológico sobre el impacto real de la incidencia del uso aberrante de opioides en las Unidades de Dolor españolas en pacientes con dolor crónico no oncológico, la posible alteración cognitiva por el consumo de opioides en pacientes ancianos, así como la influencia de la incorporación de la receta electrónica en la prescripción de opioides.

* Actualmente, los cannabinoides comercializados en España no tienen esta indicación

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies