• Sábado, 21 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8359 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8359 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

Ningún país europeo está “cien por cien libre” de importar un caso de ébola, según la OMS

La Organización emite una serie de recomendaciones temporales

cien por cien libre ébola

La Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que, “independientemente de lo lejos o cerca” que se encuentre del actual brote de ébola en República Democrática del Congo (RDC), ningún país europeo puede considerarse “cien por cien libre” del riesgo de importación de un caso de la enfermedad, aunque el riesgo global en estos países es “bajo”. Por el contrario, en RDC y el continente africano el riesgo “sigue siendo muy alto”, tras ser declarado emergencia de salud pública de interés internacional el pasado 17 de julio.

En cuanto a las recomendaciones que afectan a Europa, los expertos de la OMS no aconsejan realizar controles de entrada en los aeropuertos u otros puertos de entrada fuera de los países vecinos de RDC, y en cuanto a los controles de salida en aeropuertos internacionales, los desaconsejan excepto en los países afectados.

“Los países no deben cerrar las fronteras ni imponer restricciones a los viajes y el comercio, incluida la cuarentena general de los viajeros procedentes de los países afectados. Las autoridades nacionales deberían colaborar con las compañías aéreas y otras industrias del transporte y el turismo”, apunta la OMS.

Según el organismo internacional sanitario, muchos países europeos han emprendido acciones adicionales de preparación contra un posible caso de importación del virus. En varios países vecinos de la República Democrática del Congo también se están intensificando las actividades de preparación, lo que “reduce aún más el riesgo de que una persona infectada viaje a Europa”.