• Jueves, 27 de junio de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1601 [name] => Mexico [slug] => mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1601 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 315 [filter] => raw [cat_ID] => 1601 [category_count] => 315 [category_description] => [cat_name] => Mexico [category_nicename] => mexico [category_parent] => 0 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 1604 [name] => Nacional México [slug] => nacional-mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1604 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1601 [count] => 714 [filter] => raw [cat_ID] => 1604 [category_count] => 714 [category_description] => [cat_name] => Nacional México [category_nicename] => nacional-mexico [category_parent] => 1601 ) )

Niños en riesgo por imitaciones y juguetes sin certificación

“Cualquier juguete nacional o extranjero que no cumpla con las certificaciones de elaboración establecidas como es la Certificación Europea son un riesgo para los niños”

En ésta época, en la que los niños reciben constantes regalos se deben tener ciertas consideraciones para el libre juego con los menores, ya que, de acuerdo con la doctora Karina Guadalupe Quiñones Reyes, médico cirujano con diplomado en urgencias médico-quirúrgicas, las emergencias a causa de juguetes aumentan significativamente.

“Cualquier juguete nacional o extranjero que no cumpla con las certificaciones de elaboración establecidas como es la Certificación Europea (CE) son un riesgo para los niños a causa de intoxicación por presencia de elementos tóxicos como el arsénico el cadmio y el plomo, así como incumplir las recomendaciones de edad en los empaques”, comentó en entrevista para El Médico Interactivo México.

¿Cuáles son los riesgos más comunes en México debido a estos descuidos?

Los casos más comunes son la asfixia por ingesta o sofocación, la intoxicación por exposición a químicos y la introducción de objetos en vías nasales y auditivas.

¿Cómo se identifican y cómo se puede reaccionar a ellas de manera rápida?

En caso de obstrucción por ingesta en menores de cinco años se debe colocar al niño sobre las rodillas boca abajo y aplicar 5 golpes firmes. No se debe intentar sacarlo con la mano ya que en ocasiones la situación puede empeorar, en ese caso debe buscar un médico con urgencia o llamar a los teléfonos de emergencia para recibir asistencia inmediata.

La intoxicación por exposición a químicos se identifica por provocar alteraciones en el estado de alerta y emocional de los niños, es decir que pueden generar estrés, irritabilidad, dermatitis, lesiones oculares, dolor de cabeza, insomnio entre otros problemas del sueño, ante este caso deben acudir al médico para determinar el componente tóxico ya que algunas veces debe tratarse con medicación por lo cual los “remedios caseros” como ingerir leche o provocar el vómito suelen ser infructíferos.

Ésta intoxicación puede ocurrir por ingesta o simple exposición táctil a juguetes que son tallados y pintados a mano o adquiridos en mercados o tianguis ya que no cuentan con ninguna certificación de fabricación por lo cual suelen presentar altos niveles de elementos tóxicos, recientemente se ha observado en productos como el “slime” cuya consistencia es parecida al resistol con pintura y que suele tener altos niveles de plomo.

Otro de los casos comunes surgen con las luces láser que pueden provocar daño retinocular o lesiones dérmicas, por lo cual es recomendable acudir al especialista.

En menores de tres años es difícil detectar una introducción de objetos en vías nasales y óticas, si el menor tiene irritación sin explicación, un dolor no localizable o problemas de audición debe acudir con un médico.

Las envolturas y bolsas de plástico también pueden provocar asfixia y aquellos con listones o cuerdas largas pueden ocasionar ahorcamiento accidental en los menores.

¿Cuáles son las recomendaciones para evitar estos riesgos?

La recomendación en general es no comprar juguetes sin certificación, si se tiene duda del producto por adquirir es posible monitorearlo por medio de la página de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) en México, ya que cada año se realiza una rectificación de los productos lanzados al mercado mexicano, además de no comprar en tianguis o en la calle, ya que las imitaciones chinas circulan fácilmente en nuestro país.

En menores de tres años no se recomienda la utilización de juguetes que contengan piezas pequeñas, específicamente aquellas que tengan 3.5 centímetros de diámetro y aproximadamente 5 centímetros de largo que imposibilitan la ingesta. En cuanto a la toxicidad deben asegurarse de que las piezas no contengan pintura que se desgaste y se desprenda fácilmente ya que estas pinturas pueden estar hechas con plomo, cadmio o arsénico, por mencionar los elementos más nocivos.