• Miércoles, 17 de enero de 2018

“No es lo mismo intrusismo que intrusión”

Carlos del Cacho, presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), quiere luchar contra la intrusión que hay en su especialidad. Para ello, cuenta con dos buenas armas: la formación de los profesionales y la información de los pacientes.

¿Cuáles son los objetivos prioritarios de la SECPRE?

Nuestros objetivos, como los de cualquier sociedad científica, son seguir con la formación de los miembros que forman parte de nuestra Sociedad y la protección de los pacientes, actuando contra a la intrusión, informando de nuestra especialidad y de nuestras intervenciones para que el paciente las conozca y las pueda tomar con la debida seriedad.

notica

¿Con qué herramientas cuentan para canalizar la formación continuada tanto de los médicos en formación como de los especialistas?

Para formar parte de nuestra Sociedad, es un requisito indispensable tener el título de especialista. Así, la formación se lleva a cabo a través de cursos y congresos. El Congreso Nacional de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética es el principal punto de formación, ya que nos reunimos todos los cirujanos plásticos españoles, vienen profesores extranjeros y se hace un programa donde los cirujanos, tanto los residentes que están en formación como los que ya son especialistas, tienen la posibilidad de presentar ponencias.

¿Y los que están en formación?

Disponemos del programa de formación MIR, que es un programa estatal reconocido oficialmente, y nosotros les ayudamos o les proporcionamos la posibilidad de mejorar en su calidad científica con cursos y programas. Además, en la junta tenemos una vocalía para ellos, que es la vocalía de residentes, que junto con la de docencia, se preocupa de organizar cursos según las necesidades. Nuestra junta, con la Fundación de la SECPRE, que es una organización docente, se preocupa de la formación.

La intrusión que padece la especialidad de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética es una realidad, ¿a qué se debe?

La intrusión ha aparecido siempre en nuestra especialidad, pero se hace más patente en el momento en el que tenemos título de especialista oficial vía MIR. Una parte de nuestra especialidad, que es la cirugía estética, son unas prestaciones que no están cubiertas por el Sistema Nacional de Salud, otros médicos que no son especialistas las llevan a cabo.

¿Cuáles son estas intervenciones?

Muchas. El aumento mamario, la liposucción, reconstrucción mamaria” Las llevan a cabo médicos que no son MIR en nuestra especialidad. Pero no podemos hablar de intrusismo sino de intrusión.

¿Qué diferencia hay?

Intrusismo es un delito. es alguien que no es médico pero ejerce como tal. Intrusión es un médico que termina la licenciatura y puede hacer cualquier tipo de actuación médica o quirúrgica. Es decir, no está actuando en contra de la ley, lo que pasa es que actúa de forma inadecuada.

¿Qué supone esa intrusión en la atención al paciente?

Hay muchas especialidades que solapamos nuestros campos de actuación. Por ejemplo, nosotros hacemos cirugía estética de la nariz y los otorrinolaringólogos también hacen intervenciones de la nariz. Pero, lo que no está bien es que un médico general ponga prótesis de mama. Realmente no sabemos el número de intrusos que hay, porque no se manifiestan, pero sí sabemos que existen por las secuelas que tienen los pacientes. Son lesiones de cirugías que no han hecho los cirujanos plásticos. 

¿Qué se puede hacer frente a ella?

Informando. Que la sociedad civil conozca que hay una especialidad que se llama Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. Que una rama de la especialidad es la estética y que dichas intervenciones se hacen por esos especialistas. Cuando el paciente se quiera someter a una intervención de este tipo, se puede informar en nuestra web y ver si es especialista o no. Aunque no todos los especialistas en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética son miembros de la SECPRE, pero sí todos los miembros de la SECPRE son especialistas en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. Además, tenemos campañas de información sobre la especialidad y las intervenciones que llevamos a cabo, teniendo en cuenta nuestra formación.

¿Cómo se ha articulado el tema de la formación de la especialidad?

Se ha articulado con la Administración. La troncalidad se va modificando y perfeccionado. Llevamos muchos años con el programa MIR y está funcionado. Pretendemos que se reconozca el programa de formación, que se puede solapar con otras especialidades, ya que la mayoría de las especialidades tiene una localización anatómica, la nuestra no. Nosotros, en lugar de tener una localización anatómica, tenemos una utilidad de reconstrucción.

Con respecto a las áreas de capacitación, ¿se podrá potenciar la cirugía estética?

Al principio, la especialidad no contenía la palabra estética. era plástica y reconstructiva. Se consiguió añadir estética. Dentro de nuestra especialidad, tiene importancia como cualquier otra rama y está contemplada dentro del programa de residencia.

¿Qué se puede hacer para ponerla en valor?

En la Sanidad pública no hay formación, porque no hay cirugía estética, pero nos preocupamos de la formación de los especialistas a través de cursos. También hay que hacer ver a los pacientes cuál es la realidad de la cirugía estética, ya que no es menor y necesita todos los cuidados y preparación de cualquier otra cirugía.

¿A qué se debe esa percepción de la cirugía estética?

Fundamentalmente porque ha habido una tendencia social hace años que solo se operaban las actrices” en los años 60 era una cirugía de élite, lo que la ha ido banalizado. Por eso, ahora estamos realizando un trabajo de modificar esa idea que se tiene.

¿Existe el suficiente número de especialistas en España?

En nuestra Sociedad, 800 socios numerarios, pero hay más plásticos que no están asociados. Luego debemos tener unos 230 asociados, que son los médicos que están en la especialidad. Es complicado hacer un estudio sobre este tema, porque hay cirujanos que no están asociados. Pero pensamos que es necesario que haya cirujanos plásticos en el Sistema Nacional de Salud.

¿Cómo está España en relación con los países de su entorno?

Estamos muy bien. Somos pioneros en Europa y tenemos una posición excelente tanto en la Cirugía Reconstructiva como en la Cirugía Estética. Podemos decir que nos invitan a congresos internacionales para que presentemos nuestras experiencias. Además, formamos parte de la Sociedad Iberolatinoamericana de Cirugía Plástica y editamos la revista.

¿Existe un curriculum común europeo?

Por la legislación europea, la formación está reconocida. Nuestros especialistas están reconocidos y tienen la capacidad de poder trabajar en cualquier país. Eso lo tenemos fácil.

¿Con qué especialidades tienen más relación?

Con varias. En cirugías complejas hay necesidad de que trabajen varios especialistas de forma conjunta. Siempre hay cosas que se pueden complementar para darle la mayor calidad a la intervención y la mayor seguridad al paciente.

¿Qué papel tiene FACME en ese trabajo de coordinación con otras especialidades?

Es la coordinadora general. Todas las especialidades que formamos parte de dicha federación, cuando tenemos que hablar o comentar algún punto en común, FACME es la que nos coordina y ayudar a llevar a la práctica las ideas de asociación y colaboración que podemos tener.

¿Hacia donde se dirige la especialidad?

Lo que queremos es que haya más especialistas en la Sanidad pública y que nuestra  sociedad sea más conocida. Nuestros esfuerzos tienen que ir a eso, sin olvidarnos de la formación continuada. Tenemos el proyecto de hacer una acreditación dentro de nuestra Sociedad, que aún está en consenso. Nuestra Sociedad tiene que ir a la formación empírica y a la satisfacción del paciente, a darle respuesta a sus necesidades.

¿Cuáles son las nuevas áreas de actuación?

El futuro viene de la mano de la Medicina Regenerativa. Es la Medicina que utilizará células madre para transformarlas en especializadas. De una forma más concreta, estamos en la puesta en marcha de la microcirugía al servicio de la cirugía reconstructiva, ya que tiene grandes posibilidades. La cirugía de linfedema y la transferencia de grasa también son otras líneas que están dando muy buenos resultados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies