• Miércoles, 22 de noviembre de 2017

Agresiones a médicos: 495 casos en 2016

En el día que la Organización Medica Colegial celebra el Día Nacional contra las Agresiones a Sanitarios presenta los datos de 2016 del Observatorio Nacional de las Agresiones, que cuenta ya con siete años de vida. En este último año se ha registrado más conductas violentas, que ascienden a 495, un aumento del 37,12% con respecto al año anterior, que se situaron en 361. Las comunidades que encabezan el ranking son Cataluña, con 109. Andalucía, 102, y Madrid, 99. Mientras que la incidencia por cada mil colegiados es en Extremadura, con 4,96, seguido de Ceuta.

Las mujeres son las que más agresiones sufren, tal y como ha explicado Juan Manuel Garrote, secretario general de la OMC, el 58,38 por ciento frente al 41,62 por ciento de hombres. Con respecto al ámbito de trabajo, el mayor número de agresiones se produce en primaria, el 55 por ciento, luego en urgencias de atención primaria, con un 18 por ciento, en hospitales, el 17 por ciento, y urgencias hospitalarias el 10 por ciento. De estas, el 68 por ciento se denuncian, el 16 por ciento causan bajas laborales, mientras que el 10 por ciento también producen daños materiales.

Los agresores son mayoritariamente pacientes, en el 71,5 por ciento de los casos, el 26,6 de las agresiones las hacen los familiares y un 1,8 por ciento corresponden a pacientes desplazados.

Causas

Entre las causas más frecuentes están la discrepancias en la atención médica, el 42,8 por ciento. el tiempo que tarda en ser atendido, el 15 por ciento. no recetar lo propuesto por el paciente, el 11,1 por ciento. discrepancias personales, el 11,1 por ciento. informes no acordes con sus exigencias, el 9,3 por ciento. asuntos relacionados con una incapacidad laboral, el 6,3 por ciento. mal funcionamiento del centro, el 4,5 por ciento, y otras causas, el 18 por ciento.

El sector público se sigue llevando la peor parte, ya que el 87 por ciento de las agresiones se producen en este ámbito, porcentaje que baja hasta el 13 por ciento en el privado. Un dato destacado: en el 55 por ciento de los casos no hay apoyo de la empresa. De hecho, esto es lo que le ocurrió al médico valenciano Francisco Devesa, que fue agredido en urgencias del Hospital General de Valencia, y desde el centro le dijeron que “fuera más empático y que utilizara más la inteligencia emocional”, ha detallado el afectado, que contó desde el primer momento con el apoyo del Colegio de Médicos de Valencia.

Relación médico-paciente

Ante esta situación Serafín Romero, presidente de la OMC, ha indicado que hay que trabajar de forma coordinada para reducir esta cifra de agresiones para preservar la relación médico-paciente que es necesaria para garantizar la calidad, “y esa relación se basa en la confianza”, ha apuntado Romero, quien ha añadido que hay que concienciar a los pacientes para que las urgencias no sean la puerta de entrada al sistema.

En la presentación de los datos de 2016 estuvo presente Javier Castrodeza, secretario general de Sanidad, ha recordado la necesidad de tomar las medidas necesarias para acabar con esta lacra a través de los grupos de trabajo, que están en marcha ya desde 2013 y en los que colaboran distintos colectivos de las Comunidades Autónomas, los colegios profesionales”, de los acuerdos logrados en el Consejo Interterritorial y en los informes que está desarrollando el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Entre las medidas que se están tomando, destaca la incorporación de un el botón de alerta de pánico en las consultas, aunque se desconoce el grado de implantación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies