• Jueves, 16 de Agosto de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1520 [name] => Área Dolor Neuropático Localizado [slug] => area-dolor-neuropatico-localizado [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1520 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 73 [filter] => raw [cat_ID] => 1520 [category_count] => 73 [category_description] => [cat_name] => Área Dolor Neuropático Localizado [category_nicename] => area-dolor-neuropatico-localizado [category_parent] => 1350 ) )

“Nuestra función es organizar y programar el tratamiento del paciente, y hacer el seguimiento”

Herpes zóster y herida posquirúrgica son las principales causas del dolor neuropático localizado en los pacientes atendidos por Susana García Toledo, enfermera de la Unidad del Dolor del Hospital del Mar de Barcelona

DNL_Susana García_Hospital del Mar

Susana García Toledo, enfermera de la Unidad del Dolor del Hospital del Mar de Barcelona, explica que el origen del dolor neuropático de los pacientes que atiende habitualmente suele ser producido por el herpes zoster o bien las consecuencias de una herida quirúrgica que produce dolor. “Normalmente los pacientes vienen derivados desde las consultas de Cirugía y Dermatología o desde algún centro de Atención Primaria (CAP), sobre todo cuando los médicos se encuentran con pacientes que son resistentes a los tratamientos habituales.

¿Los servicios de Cirugía y Dermatología suelen atender al paciente con DNL antes de llegar a Enfermería?

El paciente llega a la Unidad del Dolor procedente de diferentes servicios, y aquí es donde el médico anestesiólogo hace el diagnóstico, es decir,define como dolor crónico postquirúrgico o dolor neuropático por herpes zoster. Esa neuralgia muchas veces ya viene diagnosticada, pero en otras ocasiones la acaba de confirmar el anestesiólogo, quien también determina el tratamiento que se ha de iniciar.

Desde Enfermería realizamos y colaboramos en diferentes tipos de tratamientos, como bloqueos, tratamientos con perfusiones endovenosas o bien la aplicación de fármacos como el parche de capsaicina al 8%. Todas estas intervenciones las hacemos en la Unidad de Enfermería, es decir, en el Hospital de Día.

¿Qué funciones tiene usted en la atención del paciente con DNL?

Los cuidados del paciente con dolor crónico postquirúrgico, es decir, con este tipo de neuralgias, dependen de su tratamiento. En general,le proporcionamos al paciente toda la información posible sobre el tratamiento que se le va a hacer e intentamos que tenga las máximas medidas de confort y de control para hacerlo.

¿Cuáles son los tratamientos más habituales para el paciente con dolor crónico?

Los tratamientos son muy variados, como las infiltraciones, los bloqueos, las perfusiones endovenosas, iontoforesis, TENS y parches de capsaicina al 8%. También atendemos a pacientes oncológicos portadores de bombas intratecales y pacientes con dolor persistente portadores de neuroestimuladores, a los que se hace seguimiento desde nuestra unidad. Nuestra consulta de Enfermería da respuesta a muchas preguntas de los pacientes, que pueden comunicarse con nosotros cuando quieran ante cualquier problemática o duda que surja. En general, nuestra función es organizar y programar el tratamiento del paciente, y hacer el seguimiento de muchos de ellos.

¿Cómo se puede fomentar el autocuidado del paciente?

El paciente tiene que educarse y formarse, debe tener conocimiento de sus posibilidades de mejorar la calidad de vida, y esto lo conseguimos con formación, que es lo que intentamos hacer en nuestra unidad.

¿Se hace una atención individualizada?

Ofrecemos información a cada paciente y le explicamos su situación, pero también intentamos favorecer y fomentar la autonomía. Para conseguir que un paciente sea autónomo, muchas veces tenemos que explicarle algunas pautas e informarle. Por ejemplo, estamos preparando ya la tercera edición de un taller de relajación con 15 o 16 pacientes a los que les explicamos qué es la relajación y para qué les sirve. Lesmostramos varios tipos de relajación y hacemos una sesión práctica.Después, cada paciente comenta sus impresiones, los problemas que ha encontrado, etc. También les damos instrucciones para que puedan seguir haciéndolo en casa.

Además, en octubre organizamos unas jornadas para pacientes en las que no hablamos de la patología, de la prótesis de cadera ni del dolor de la artrosis, sino que comentamos las posibilidades de mejorar, les damos herramientas y les informamos a través de las ponencias de los expertos. Este año, por ejemplo, vamos a intentar dar respuesta a la problemática del dolor y el insomnio, y tenemos prevista la participación del director de la Clínica del Doctor Estivill, quien explicará en una ponencia los motivos y el tratamiento del insomnio. También intervendrá una psicóloga que va a hacer una sesión de relajación encaminada a favorecer la conciliación del sueño. Primero va a explicar a nivel teórico la relajación, y después haremos una sesión práctica con todos los pacientes. El primer año hicimos una sesión de mindfulness; el año pasado, musicoterapia, y este año, relajación.

¿Acuden solo pacientes o pueden ir también familiares y cuidadores’

A los pacientes con dolor crónico les cuesta mucho arrancar, porque se encuentran mal, así que muchas veces se implican su pareja, sus hijos o sus padres. Tenemos muchos pacientes jóvenes que no ven el momento de acudir, les da pereza, porque se encuentran mal y están muy negativos. El dolor es una entidad propia y no se puede definir como algo meramente físico, sino que tiene un componente psicológico, emocional, espiritual y cultural que interviene en él. Muchas veces el dolor físico viene acompañado de una alteración de las emociones, de las actitudes, y es lo que tenemos que intentar reconducir. Pretendemos que el dolor no sea el eje de la vida de estas personas.

¿Qué propuestas haría para mejorar el abordaje del paciente con DNL?

Creo fielmente en mejorar la calidad de vida, que es la manera de mejorar al paciente. Por mucho que lo intentes, el dolor no se puede eliminar del todo, pero sí puedes mejorar la calidad de vida del paciente. Nuestra labor es evaluar muy bien el dolor, saber cómo afecta en la vida del paciente y valorar si los tratamientos son efectivos, si consiguen mejorar su calidad de vida. A veces nos dicen que no han mejorado nada, pero antes no eran capaces de ir a buscar el pan y ahora síllegan a la panadería. Su percepción es que no ha mejorado nada, pero en realidad sí ha mejorado. En definitiva, les damos herramientas para mejorar su calidad de vida.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies