• Miércoles, 23 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3769 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3769 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

La SESST pide a las empresas que se involucren en el abordaje de la obesidad

El 21,6% de los españoles de entre 25 y 64 años tienen obesidad y el 39,3% está en riesgo de desarrollarla al presentar sobrepeso

obesidad

Organizaciones sanitarias de referencia a nivel internacional como la Organización Mundial de la Salud, la Federación Mundial de la Obesidad y la Asociación Médica Americana  han hecho un llamamiento las empresas españolas para su implicación en el abordaje de la obesidad. El motivo es que ya han reconocido la obesidad como una enfermedad crónica, y consideran que su prevención también se debe abordar en el lugar de trabajo.

En concreto, en España, el 21,6 por ciento de los españoles de entre 25 y 64 años tienen obesidad y el 39,3 por ciento está en riesgo de desarrollarla al presentar sobrepeso. Estos datos eran expuestos en la jornada precongresual 2019 de la Sociedad Española de Salud y Seguridad en el Trabajo (SESST), durante su jornada  “Obesidad: un factor de riesgo en la vida laboral”. En la misma, Susana Monereo, jefa del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital General Universitario Gregorio Marañón (Madrid), destacaba algunas conclusiones como la relación proporcional entre el incremento del Índice de Masa Corporal y ciertas condiciones laborales, como el trabajo por turnos, los horarios prolongados, el sedentarismo o la falta de movilidad.

Por otro lado,  aportaba que la obesidad induce una reducción de productividad, un incremento de los costes laborales y un aumento en el absentismo laboral, por su asociación con otras enfermedades, sobre todo las de origen cardiovascular, y la aparición de lesiones musculares en aquellos trabajos que implican actividad física mecánica.

Medidas concretas

Ante todos estos datos, la Sociedad Española de Salud y Seguridad en el Trabajo recomienda a las empresas españolas que se impliquen en la prevención y el abordaje de la obesidad mediante el diseño y puesta en marcha de programas o protocolos al respecto.

Para ello, proponía algunas medidas tales como: informar y concienciar a los trabajadores sobre el reconocimiento de la obesidad como una enfermedad por organizaciones sanitarias internacionales y, consecuentemente, como un factor de riesgo laboral; favorecer la realización, por parte de los trabajadores, de ejercicio físico durante la jornada laboral; facilitar el acceso de los trabajadores a programas informáticos o aplicaciones que les permitan realizar un seguimiento continuado de su actividad física; promover la alimentación saludable entre los trabajadores; además de ofrecer reconocimientos médicos específicos a los trabajadores.