• Sábado, 17 de Agosto de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1604 [name] => Nacional México [slug] => nacional-mexico [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1604 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1601 [count] => 739 [filter] => raw [cat_ID] => 1604 [category_count] => 739 [category_description] => [cat_name] => Nacional México [category_nicename] => nacional-mexico [category_parent] => 1601 ) )

Protocolo de radioterapia externa mejora calidad de vida del paciente con cáncer pulmonar

Tratamiento con radioterapia estereotáctica ha demostrado tener un menor impacto en la salud de los pacientes de cáncer de pulmón a través de una evaluación de corto y largo plazo realizada por el INCan y el Centro Médico ABC

Según datos de la American Cancer Society, el cáncer de pulmón es el segundo tipo de cáncer más común que afecta tanto a hombres como a mujeres y alrededor del 14% de todos los cánceres nuevos afectan a este órgano. En cuanto a la población mexicana, la doctora Mónika Blake Cerda, radiooncóloga del Centro Médico ABC, señala que el porcentaje de cáncer de pulmón es muy alto, ya que no presenta síntomas hasta que la enfermedad se encuentra en etapas avanzadas. “Por ejemplo, en el Instituto Nacional de Cancerología el porcentaje de pacientes que ya tienen metástasis al momento del diagnóstico es arriba del 80%”.

Además, subrayó que, aunque no se conocen las cifras de este padecimiento en México, en la población en general, se estima que es alto, sobre todo por la exposición al humo del tabaco, de leña y la contaminación ambiental, afirmó que cada vez se presenta más en no fumadores y mujeres jóvenes que nunca fumaron.

De acuerdo con la especialista, ha habido cambios demográficos en esta enfermedad, ya que antes era más frecuente en adultos mayores que fumaron toda su vida, es decir, la población cambió y cada vez hay más pacientes jóvenes de entre 40 y 50 años que nunca fumaron, generalmente es más frecuente en hombres, sin embargo, no hay predisposición específica.

Aunado a ello, y de acuerdo con el doctor Óscar Arrieta, coordinador de la Clínica de Cáncer de Pulmón del Instituto Nacional de Cancerología, los pacientes que tienen cáncer pulmonar padecen alteraciones en las tomas de función respiratoria ocasionadas por el tumor o por enfermedad persistente como bronquitis crónicas o EPOC.

Ante esta situación, hace dos años, el Centro Médico ABC y el Instituto Nacional de Cancerología (INCan) iniciaron un protocolo (SBRT) de investigación en pacientes con cáncer de pulmón, que fue presentado a los comités científicos y de ética del INCan y del ABC, con el objetivo de conocer el control y la sobrevida de los pacientes con enfermedad avanzada tratados con radioterapia estereotáctica.

Sin embargo, algunos centros de salud del país no cuentan este tipo de terapia, como es el caso del Instituto Nacional de Cancerología, a diferencia del Centro Médico ABC que sí lo tiene. Por ello, ambas instituciones se unieron para tratar a los pacientes de INCan en el ABC, ofreciéndoles el tratamiento, pero sin cobrarles.

En el proceso del protocolo, el INCan se encargó de evaluar al paciente que sería candidato para esta terapia, el cual fue enviado con su expediente al Centro Médico ABC. Una vez que recibe la radioterapia regresa al instituto para continuar su tratamiento.

Es importante señalar que el ABC no cobra nada a los pacientes y los médicos radiooncólogos tampoco reciben alguna remuneración por su trabajo. “Es una colaboración entre la iniciativa pública y privada, dando resultados favorables para beneficio de los pacientes y aumentando el conocimiento acerca de este tipo de tratamiento, lo cual es un buen ejemplo de cómo se puede trabajar en conjunto”, comentó el doctor Arrieta.

Asimismo, explica que, en cuanto al tratamiento, a los pacientes se les aplica radioterapia externa, sin embargo, esta causa daño al pulmón que puede ser transitorio o permanente, afectando la calidad de vida de los pacientes.“Necesitábamos un cambio en las pruebas de función respiratorias, que se logra con radioterapia estereotáctica, que es un tratamiento con radiación ionizante en un sitio muy específico, que reduce los efectos sobre el pulmón evitando un daño mayor que el que produce la radioterapia externa”.

De igual manera, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias se encarga de las pruebas de función respiratoria, evalúa que realmente el tratamiento con radioterapia no genere daño pulmonar, acude antes de la radioterapia para tener pruebas de la función respiratoria basales y después para llevar un control cada tres meses, destacado que no hay daño pulmonar considerable.

“Medimos las pruebas de función respiratoria de manera muy exhaustiva antes y después del  tratamiento con radioterapia estereotáctica,  de esta manera tratamos de evaluar el efecto a corto y largo plazo de la radioterapia, lo que encontramos  es que los efectos son  mucho menores, ya que  los pacientes pierden alrededor de un 5% de función pulmonar comparado con  el 20% o 25% con radioterapia externa, mejorando de esta manera su calidad de vida y evitando efectos adversos como inflamación del pulmón”, mencionó el oncólogo.

Cabe destacar que antes de que el paciente sea sometido con radioterapia estereotáctica, recibe quimioterapia, tratamiento biológico o inmunoterapia, dependiendo de las características del tumor, si el paciente tiene buena respuesta, se le aplica la radioterapia estereotáctica para eliminar las metástasis pulmonares, “es una selección muy estricta del paciente, deben tener buen estado funcional, número limitado de metástasis y que tuvieron respuesta al tratamiento previo”.

Por su parte, la especialista del ABC asegura que esta radioterapia beneficia a los pacientes que tienen cáncer de pulmón metastásico, que ha demostrado aumento del control local y supervivencia en muchos casos, a través de radiaciones que se administran de manera externa, lo que hace que sea un tratamiento no invasivo, no duele ni se siente nada.

“Este tipo de tecnología nos permite dar dosis muy altas en el tumor y no radiar de manera nociva los órganos sanos que queremos proteger, sobre todo el tejido pulmonar sano. Es una terapia dirigida y específica, con un sistema de verificación milimétrico, que tiene la capacidad de seguir al tumor y de ver cómo respira el paciente en tiempo real”.

Hasta el momento se han tratado a 30 pacientes, recientemente, se aprobó un nuevo convenio para tratar a 30 pacientes más en un nuevo periodo de dos años que van del 2019 a 2021. “Agradecemos al Centro Médico ABC por colaborar con nosotros. Estamos firmando el segundo convenio para continuar con este estudio y hacer una publicación más amplia de lo que se ha generado, más experiencia y confirmar los resultados que tenemos con la radioterapia estereotáctica”, concluyó el especialista del INCan.