• Jueves, 23 de noviembre de 2017

Roche concede una beca a Aitana Braza para investigar sobre la muerte súbita

La beca del proyecto “Stop Fuga de Cerebros” es una iniciativa de Roche España con el objetivo de retener el talento de investigadores españoles que muchas veces se ven obligados a salir del país por la falta de recursos para desarrollar sus proyectos. En un acto celebrado en el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe de Valencia, la compañía farmacéutica ha entregado la beca a Aitana Braza.

La investigación llevada a cabo por esta profesional tiene como objetivo final poder incluir nuevos factores de riesgo cardiovascular. Se llevará a cabo dentro de la unidad de valoración de riesgo de muerte súbita familiar del Hospital de la Fe, en la Comunidad Valenciana. En este proyecto se trabaja conjuntamente con clínicos, cirujanos y forenses. Los resultados y las observaciones que se obtengan serán debatidos por un panel de especialistas para su posible puesta en práctica.

La parte novedosa a nivel técnico de este proyecto es que todos los experimentos serán realizados in vitro, de manera que todas las células analizadas en la investigación se cultivarán de forma independiente. Esto permite monitorizar qué papel juega cada célula en la comunicación intercelular. La investigación de Braza no solo permite abordar los factores de riesgo que participan en el desarrollo de la enfermedad, sino también tener nuevos abordajes farmacológicos.

También han asistido Carmen Montón, consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana. Mónica Almiñana, gerente del Hospital Universitario y Politécnico de La Fe. José Mª Millán, director del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, y Annarita Gabriele, directora médico de Roche Farma España.

A través de la iniciativa “Stop Fuga de Cerebros”, Roche Farma España busca “marcar la diferencia con el impulso de la innovación en el ámbito sanitario y apostar por el futuro para que los jóvenes investigadores más brillantes establecidos en España puedan desarrollar sus proyectos de investigación en nuestro país”, ha señalado Annarita Gabriele.

Estabilidad temporal

Para Aitana Braza, “las reglas del juego de la carrera de investigación en España no han estado bien definidas en los últimos años, ya que los proyectos dependen en su mayoría de inversión pública, lo que les proporciona una estabilidad temporal. Cuando transcurren unos 10 años desde la presentación de la tesis doctoral, los investigadores suelen quedarse sin oportunidades públicas a las que acceder”.

La fuga de cerebros en el mundo de la investigación se produce normalmente después del doctorado, ya que los investigadores españoles no tienen esperanza de desarrollar una carrera investigadora en España. “Esta beca me ha permitido quedarme en España”, afirma Aitana. “Es muy favorable que la industria apueste por las investigaciones, porque además son fácilmente trasladables a la práctica clínica”. Braza sostiene que este tipo de iniciativas privadas son esenciales y que deben servir de ejemplo para otras compañías.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies