• Viernes, 19 de abril de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 7919 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 7919 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

Sanidad analiza la salud cardiovascular de los españoles

El Sistema Nacional de Salud publica el informe sobre la enfermedad cardiovascular y sus factores de riesgo basado en la Base de Datos Clínicos de Atención Primaria

corazón

El Ministerio de Sanidad ha hecho público el último informe sobre la Base de Datos Clínicos de Atención Primaria (BDCAP). Se trata de una recogida de información basada en la información clínica de una amplia muestra (4,7 millones) de historias clínicas de personas atendidas en Atención Primaria en el conjunto del Sistema Nacional de Salud que permite facilitar el análisis de la información relativa a problemas de salud frecuentes entre la población, así como poner de relieve algunas actividades e intervenciones que se realizan en el primer nivel de atención y que habitualmente no son objeto de análisis rutinario en los sistemas de información sanitaria.

El último informe publicado se refiere en concreto a al análisis de la enfermedad cardiovascular y sus factores de riesgo, que se completa teniendo en cuenta también, por su importancia clínica, la diabetes mellitus y la insuficiencia cardiaca y, por su relación con el ictus, el abordaje de la fibrilación auricular.

De esta forma, entre sus principales conclusiones destaca la prevalencia de las diferentes patologías cardiovasculares. En primer lugar señala que la prevalencia de la cardiopatía isquémica en la población general es de 2,4 por ciento, con cifras en los hombres (3,8 por ciento) que duplican las de las mujeres (1,6 por ciento). Respecto a la enfermedad cerebrovascular, esta se da en el 1,9 por ciento de los hombres y el 1,6 por ciento de las mujeres. Por otra parte la insuficiencia cardiaca en población general es del 1,1 por ciento y la fibrilación auricular en población general es del 1,9 por ciento.

En cuanto a los factores de riesgo, presenta hipertensión arterial el 16,5 por ciento la población (15,7 hombres y 17,3 mujeres). En mayores de 14 años la prevalencia registrada es del 19, 4 por ciento y en mayores de 64 años, 54,9 por ciento. Se observa gradiente relacionado con la edad para ambos sexos, mientras que sólo se observa gradiente social en la mujer. El diagnóstico se realiza con más frecuencia en las personas nacidas en España en todos los grupos de edad.

Asimismo, declara fumar a diario el 22,1 por ciento de la población mayor de 14 años. La diferencia por sexo es menor en la década de 45-54 años y es mayor conforme baja la renta, fundamentalmente porque el porcentaje de hombres fumadores es el doble en el nivel de renta más bajo (30,1 por ciento) que en el más alto (15,9 por ciento). A partir de los 65 años la tasa se reduce drásticamente en ambos sexos.

La toma de fármacos

Otra de las variables que analiza este informe es cuál es el tratamiento de estos pacientes. El 25 por ciento de las personas con enfermedad cardiovascular han recibido al menos 1 envase de AINE durante el año, circunstancia que no está aconsejada. Este porcentaje es mayor en mujeres y en personas de nivel de renta bajo. En esta misma línea, el 39,9 por ciento de la población de 75 años y más sin enfermedad cardiovascular ha recibido al menos 1 envase de estatinas, actitud no recomendada en términos generales. Este porcentaje es mayor en mujeres y en personas con menor nivel de renta.

Como conclusión, puede estimarse que se prescribe estatina a la dosis estándar (dosis diaria definida DDD) durante 1 año al 84,3 por ciento de la población con cardiopatía isquémica, 69,4 por ciento de las personas con enfermedad cardiovascular, 47 por ciento de las personas con diabetes y al 13,4 por ciento de las personas sin enfermedad cardiovascular (prevención primaria).

Por otra parte, el 65,2 por ciento de los antihipertensivos utilizados en hipertensión arterial son los IECA/ARAII solos o en asociación, similar en ambos sexos. Siguen, en este orden: calcioantagonistas (13,6 por ciento), diuréticos (11,3 por ciento), betabloqueantes (7,2 por ciento) y otros (2,7 por ciento). A las mujeres se prescribe más diuréticos y a los hombres más betabloqueantes. Se observa que a mayor nivel de renta se prescriben, proporcionalmente, más IECA/ARAII, y a menor nivel, más diuréticos.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies