• Martes, 19 de junio de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 2264 [name] => Pacientes [slug] => pacientes [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 2264 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 29 [filter] => raw [cat_ID] => 2264 [category_count] => 29 [category_description] => [cat_name] => Pacientes [category_nicename] => pacientes [category_parent] => 1350 ) )

Tras sufrir un ictus solo el 50% de los supervivientes cumple con los tratamientos

Un tercio de las personas afectadas vivirá con algún tipo de discapacidad posterior

trombectomía mecánica

A pesar de la importancia que tiene el debido cumplimiento del tratamiento prescrito por el profesional sanitario en la recuperación de un ictus y en la prevención de un segundo episodio, solo el 50 por ciento de los pacientes que sobreviven a un ictus cumple con el tratamiento un año después de iniciarlo. Además, a menudo los pacientes tienden a sentirse cohibidos y pueden no ser del todo sinceros con su equipo médico, hecho que dificulta el seguimiento de la enfermedad y su recuperación.

Estos datos cobran especial relevancia si se tiene en cuenta que tras sufrir un ictus, un tercio de las personas afectadas vivirá con algún tipo de discapacidad posterior, y que para ayudar a superar estas secuelas, el control médico, la rehabilitación, la alimentación y un estilo de vida saludable son ejes fundamentales.

Así se ha dado a conocer en la presentación de la campaña de concienciación #GeneraciónINVICTUS, con la que el laboratorio Boehringer Ingelheim  quiere poner de relevancia la importancia del control médico para la recuperación tras un ictus y prevención de un segundo episodio. A este respecto, José A. Egido, neurólogo coordinador de la Unidad de Ictus del Hospital Clínico San Carlos, ha destacado que “es de vital importancia que el paciente siga con el tratamiento y que esté informado del proceso por parte de su facultativo. La recuperación de un ictus es una carrera de fondo, que exige esfuerzo, constancia y paciencia”.

En cuanto a la campaña, esta se basa en la realización de una miniserie online que narra el caso de Marta, una madrileña que sufrió un ictus hace 5 años, a la edad de 42 años y muestra su día a día en base a los cuatro pilares básicos para la recuperación tras un ictus: control médico, estilo de vida saludable, alimentación y rehabilitación. Estos vídeos, en los que participa la actriz Natalia Verbeke, estarán disponibles mes a mes en el canal de Youtube de Boehringer Ingelheim España.

El riesgo de un segundo episodio

Otro de los motivos por los que es importante concienciar de la importancia de la adherencia a los tratamientos a estos pacientes es el riesgo a que se produzca un segundo episodio. Sobre esta cuestión, Egido expone “a pesar de que el paciente que ha sufrido un ictus tiene mayor probabilidad de sufrir otro, los fármacos disponibles en la actualidad permiten reducir el riesgo de sufrir un segundo episodio en casi un 60 por ciento, siempre que el paciente respete la adherencia al tratamiento”. Pese a ello “muchas veces nos encontramos con la situación de abandono del tratamiento por parte de los pacientes cuando se les pasa el susto inicial, especialmente en aquellos casos de ictus leves”.

Asimismo, otras medidas a tener en cuenta pasan por continuar la rehabilitación que se inicia en el hospital, ser sinceros con el equipo médico y siempre preguntar ante cualquier duda y  controlar los factores de riesgo cardiovascular, ya que el 90 por ciento de los casos de ictus podrían evitarse con una adecuada prevención de los factores de riesgo y un estilo de vida saludable.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies