• Lunes, 23 de octubre de 2017

Tratamiento psiquiátrico y psicológico primordial para evitar psicopatologías severas

Especialistas recomiendan acudir a estos servicios para manejar de manera correcta eventos traumáticos y evitar trastornos más graves en el futuro.

Los principales directivos de las instituciones de salud mental se dieron cita al sur de la Ciudad de México para cotejar el apoyo ejercido después del terremoto del pasado 19 de septiembre, así como el futuro seguimiento que deberán tener pacientes y población general para evitar posibles trastornos psiquiátricos severos.

Se desplegaron diversas brigadas que acudieron a los 12 albergues oficiales que ha facilitado el gobierno de la Ciudad de México y la ciudadanía, en los cuales atendieron a más de 300 personas hasta el día dos de octubre y siguen trabajando.

La directora del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente (INPRF) encabezó la conferencia, la psicóloga Elena Medina Mora quien afirmó que se han atendido en dicho instituto se encuentra entre las 30 y hasta las 50 consultas a afectados del sismo.

Entre las personas que atendieron se encontraron dos brigadistas que, ante la constante interacción con la zona de desastre, denotaron síntomas de esquizofrenia, patología que, aunque ya estaba ahí, las circunstancias hicieron que brotara. Ellos como muchas otras personas están más expuestos a desarrollar enfermedades psiquiátricas.

Uno de los propósitos de estas reuniones es dar a conocer de manera correcta el tipo de ayuda que pueden ofrecer las instituciones para canalizar el trauma de manera correcta, ya que han surgido casos en los que terceros llevan a sus amigos o familiares a recibir consulta, siendo ellos quienes necesitan este apoyo emocional.

Las palabras del doctor Enrique Chávez León, expusieron que los trastornos psiquiátricos que serán más frecuentes después del evento traumático son depresión, ansiedad y consumo de sustancias. En caso de que las enfermedades ya estuvieran diagnosticadas, hay un riesgo en el cual el paciente puede empeorar si deja su tratamiento o no se le da un seguimiento puntual al caso.

La re-experimentación es uno de los cuatro principales síntomas del Trastorno de Estrés Postraumático y se presenta con recuerdos vívidos en los cuales el paciente pierde el sentido de la realidad, en segundo lugar se encuentra la evitación, es decir, evitar cualquier lugar o circunstancia que me recuerde el evento, en tercer lugar el embotamiento o anestesia emocional, etapa en la cual me alejo del entorno social y emocional, por último se encuentra el hiper-alertamiento en el que el sistema adrenérgico reacciona ante algún objeto o circunstancia que reviva el trauma y el cuerpo tiene sudoración, taquicardia y provoca huir del lugar, comentó la doctora Martha Ontiveros, parte del Consejo Mexicano de Psiquiatría.

Una vez que el trastorno de estrés postraumático se ha desarrollado, su tratamiento consiste en la administración de medicamentos antidepresivos específicos como la paroxetina y la sertralina, complementando con la terapia cognitivo conductual o la desensibilización ocular y reprocesamiento del trauma, es importante mencionar que este trastorno tiende a empeorar si no se recibe el tratamiento adecuado

El doctor Maciel jefe de Apopharma comentó que la línea de medicamentos genéricos para uso psiquátrico son una opción realmente accesible que pretende ayudar al paciente a no abandonar su tratamiento, pues de acuerdo a diversos estudios realizados a posteriori de otros eventos traumáticos, un paciente que no lleva a cabo su tratamiento o acude a sus consultas, es más propenso a desarrollar psicopatologías más severas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies