• Sábado, 22 de septiembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3303 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3303 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

Un 7% de la población general presenta tos crónica

Se trata de una tos de más de 8 semanas que requiere tratamiento multidisciplinar con logopedia y fármacos neuromoduladores

repunte de gripe

La tos muchas veces aparece como síntoma, pero cuando se cronifica, también ha de ser tratada como una patología. De hecho, solo en Estados Unidos, existen un total de 30 millones de consultas al año a causa de tos, calculando que la prevalencia anual es del 10 al 30 por ciento, teniendo en cuenta que es un síntoma que deteriora gravemente la calidad de vida del paciente y que ocasiona un consumo elevado de medicamentos.

Para evitar tratamientos inadecuados, los expertos apuntan a que hay que distinguir los casos de tos aguda, con lo que supone la cronificación de la misma. De esta forma,  la Revista Asma de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), expone que posiblemente en nuestro medio, un 7 por ciento de la población general presente tos crónica.

Tal y como aclara Christian Domingo, consultor senior del Servicio de Neumología de la Corporació Sanitària Parc Taulí, de Sabadell (Barcelona) “la tos crónica puede tener un origen multifactorial en la mayoría de los casos y requiere de un enfoque terapéutico multidisciplinar que puede incluir nuevas terapias como la logopedia y los fármacos neuromoduladores con buenos resultados”.

Diferentes tipos de tos

Como explican desde SEPAR hay que tener en cuenta que existen tres categorías de tos en función de su duración: la tos aguda, de una duración inferior a tres semanas; la tos subaguda, que se dilata de tres a ocho semanas; y la tos crónica, un síntoma que persiste más de ocho semanas.

En cuanto a la primera, hay que resaltar que es benigna y se autolimita en el tiempo, pudiéndose deber a causas infecciosas, como los virus que afectan a las vías respiratorias altas. Asimismo, la sinusitis es la causa de la tos aguda en un 10 por ciento de los casos y la neumonía en un 8 por ciento . En cambio, en la tos subaguda, la tos ferina es una causa emergente altamente contagiosa, que provoca una tos espasmódica con estridor respiratorio que se puede dilatar de cuatro a seis semanas e incluso cronificarse. “En los últimos años han aparecido más casos de tos ferina, lo que debe tenerse en cuenta de cara al diagnóstico de la tos para desarrollar nuevas estrategias vacunales”, aporta Christian Domingo.

Respecto a la tos crónica, el experto añade que “los nuevos hallazgos sobre el reflejo de la tos y la interpretación de los síntomas que la acompañan apoyan la hipótesis de que la tos crónica puede ser multifactorial en origen y que, dentro de la diversidad de los mismos, la localización laríngea como afectación crónica del nervio vago constituye ahora un nuevo enfoque tanto del diagnóstico como del manejo de estos pacientes. A raíz de esta nueva hipótesis, se han introducido nuevas terapias, como la logopedia y fármacos neuromoduladores”.

Por último, concluye argumentado que “teniendo en cuenta el hecho de que con frecuencia coinciden trastornos fisiopatológicos a distintos niveles, es recomendable en muchos casos desde el principio una pauta de tratamiento multifactorial”.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies