• Martes, 16 de enero de 2018

Un estudio demuestra que la vacuna de la gripe repetida tiene mayor efecto protector

vacunación de la gripe

Ante la bajada de las temperaturas, vuelve a ser importante concienciar sobre la vacuna de la gripe, sobre todo para las personas mayores o más vulnerables. Sin embargo, cada año parecen pervivir ciertos mitos que frenan el número de vacunaciones.

En este escenario, investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) han llevado a cabo un nuevo estudio sobre la eficacia de la vacuna de la gripe en personas mayores para prevenir casos de mayor gravedad por causa de este virus.

Concretamente, este estudio, que se ha publicado en la revista Canadian Medical Association Journal (CMAJ), ha demostrado cómo la vacunación durante varias temporadas en personas mayores tiene un alto efecto protector frente a las formas graves de gripe (ingresos en UCI y fallecimientos), el doble del efecto observado para prevenir los ingresos por gripe de menor gravedad.

El trabajo ha sido coordinado por la investigadora de la Universidad de Barcelona Ángela Domínguez, y se ha llevado a cabo en 20 hospitales de Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Madrid, Navarra y País Vasco.

La experta declaraba que “los resultados de este estudio refuerzan la recomendación de vacunarse contra la gripe para las personas mayores y la importancia de hacerlo cada nueva temporada para poder evitar hospitalizaciones y mortalidad asociadas a este virus.”

Reducir fallecimientos por gripe

Los resultados  de este trabajo muestran que los pacientes mayores de 65 años a los que se les suministró la vacuna de la gripe en la temporada de estudio y en temporadas anteriores tuvieron una protección del 31 por ciento para prevenir ingresos hospitalarios por gripe no grave, un 74 por ciento para evitar ingresos en UCI, y un 70 por ciento para prevenir fallecimientos asociados a la gripe, en comparación con aquellos pacientes que no se habían vacunado en la temporada de estudio ni en las tres anteriores.

De esta forma, los investigadores Itziar Casado y Jesús Castilla, del Instituto de Salud Pública de Navarra y del CIBERESP, autores principales del artículo, recuerdan que “el alto efecto de la vacunación frente a casos graves se atribuye a las infecciones prevenidas y la reducción de la gravedad en aquellos pacientes vacunados en los que no se evitó la gripe”.

A este respecto, en aquellos pacientes en los que la vacuna de la gripe no logró evitar la infección por gripe y requirieron ingreso en hospitales, la vacuna redujo en un 55 por ciento el riesgo de padecer formas clínicas graves por este virus.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies