• Miércoles, 16 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1479 [name] => Internacional [slug] => internacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1479 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 6810 [filter] => raw [cat_ID] => 1479 [category_count] => 6810 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional [category_parent] => 1350 ) )

Un implante inyectable de larga duración evitará la toma de múltiples fármacos para tratar y prevenir el VIH

Esta tecnología no solo es prometedora para el VIH sino para cualquier tipo de afección que requiera una ingesta diaria de varioss fármacos

Un nuevo estudio publicado en la revista Nature Communications ha mostrado una alternativa prometedora para aquellas personas que tienen que tomar un régimen de píldoras diarias contra el VIH. Investigadores de múltiples departamentos de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (Estados Unidos) colaboraron en un estudio de siete años en animales para crear un mejor implante de medicamentos inyectables que pueda combinar múltiples fármacos y que sea de acción ultra prolongada.

“No existe una tecnología aprobada o comercializada para la prevención del VIH de acción prolongada, y somos los primeros en utilizar este método de administración con múltiples medicamentos antirretrovirales. Tener un tratamiento de prevención del VIH que consiste en una inyección una o dos veces al año tendría un impacto increíble para los pacientes”, ha comentado una de las autoras de la investigación, Rahima Benhabbour.

“Estamos hablando de una inyección segura, removible y de larga duración que elimina la carga de tener que seguir un régimen de medicación diario”, ha insistido.

Los medicamentos antirretrovirales se utilizan tanto en la prevención como en el tratamiento del VIH, y se usan múltiples tipos en combinación para contrarrestar la resistencia a cualquier medicamento antirretroviral. Estos fármacos necesitan ser tomados constantemente todos los días.

“Debido a que una de las mayores dificultades asociadas con la prevención del VIH es la falta de adherencia al tratamiento con medicamentos, queríamos crear un sistema de administración de medicamentos que esencialmente resolviera este problema”, asegura el autor principal, J. Víctor García, profesor de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte.

El implante inyectable se compone de tres elementos: un disolvente orgánico, un polímero y el fármaco o fármacos que deben administrarse. La formulación da como resultado un líquido parecido a la miel que se convierte en un sólido cuando se inyecta debajo de la piel. Esta inversión de fase ocurre cuando el disolvente se difunde en el cuerpo dejando atrás el polímero y el medicamento.

En este estudio se probaron seis medicamentos antirretrovirales, y todos mantuvieron sus propiedades físicas y químicas dentro de la formulación y al ser liberados. Los seis también fueron liberados del implante a niveles efectivos durante un período de tiempo sostenido que osciló entre un mes y un año.