• Sábado, 21 de septiembre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8359 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8359 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

Un nuevo biomarcador predice con mucha antelación el riesgo de enfermedad cardiovascular

Descubierto por investigadores españoles

biomarcador cardiovascular

Un trabajo de investigación realizado en el marco del estudio ‘REGICOR’ (Registre Gironí del Cor) por investigadores del CIBERCV en el Institut d’Investigacions Biomèdiques Sant Pau y el Institut Hospital del Mar d’Investigacions Mèdiques (IMIM), ha demostrado que, por cada incremento en una unidad del receptor ‘sLRP1’, el riesgo de enfermedad cardiovascular aumenta un 40 por ciento. Esta subida es independiente de otros factores de riesgo como el colesterol, el tabaquismo, la hipertensión arterial y la diabetes.

Según sus hallazgos, este nuevo biomarcador predice con “mucha antelación” el riesgo de enfermedad cardiovascular en personas que no presentan ningún síntoma. ‘sLRP1’ es un biomarcador que juega un importante papel en el inicio y en la progresión de la aterosclerosis, que es el mecanismo que explica las enfermedades más graves del corazón. El estudio ha sido publicado en la revista ‘Atherosclerosis’.

“La pregunta que queríamos responder era si la determinación de este nuevo biomarcador en sangre podía predecir el riesgo cardiovascular a 10 años”, explica uno de los autores del estudio, David de Gonzalo. Por su parte, Jaume Marrugat explica que este biomarcador “aporta información novedosa y complementaria a la que ya se conoce en la actualidad”.

Estudios previos del IIB-Sant Pau ya habían indicado que ‘sLRP1’ se asociaba con una aceleración del proceso de la aterosclerosis y con un mayor acúmulo de colesterol e inflamación en la pared de las arterias, pero esta es la primera evidencia que indica que también predice la aparición de acontecimientos clínicos como el infarto de miocardio.

El estudio ‘REGICOR’ se lleva a cabo desde hace más de 15 años e incluye a más de 11.000 personas de la provincia de Girona.