• Viernes, 16 de noviembre de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1484 [name] => Sociedades [slug] => sociedades [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1484 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 3375 [filter] => raw [cat_ID] => 1484 [category_count] => 3375 [category_description] => [cat_name] => Sociedades [category_nicename] => sociedades [category_parent] => 1350 ) )

Una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida

El 29 de octubre se conmemora el Día Mundial del Ictus

Células cerebro

Cada año, el ictus afecta a unas 110.000-120.000 personas en España, y supone la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en general, así como la primera causa de discapacidad adquirida en el adulto y la segunda causa de demencia en nuestro país. “Debido a que la esperanza de vida de las mujeres es superior a la de los hombres, el ictus ya es la primera causa de muerte en mujeres en España. Y debido al progresivo envejecimiento de la población, en los próximos años, crecerá el número de casos de ictus que se producen cada año”, explica María Alonso de Leciñana, coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología.

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), una de cada seis personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida, de los cuales un 50% quedarán con secuelas discapacitantes o fallecerán por esta causa. Cada año, fallecen en España más de 27.000 personas por sufrir una enfermedad cerebrovascular y, actualmente más de 330.000 españoles presentan alguna limitación en su capacidad funcional por haber padecido un ictus.

“En todo caso, el ictus no es una enfermedad que afecte solo a las personas mayores. Un 0,5 por ciento de los casos se dan en personas menores de 20 años y, además, en los últimos 20 años han aumentado un 25 por ciento el número de casos que se dan entre personas en edades comprendidas entre los 20 y 64 años”, destaca María Alonso de Leciñana.

Aunque en los últimos años se está registrando una tendencia a la baja en la mortalidad gracias a los trabajos de prevención, detección precoz y mejora de la atención neurológica especializada hospitalaria, las enfermedades cerebrovasculares son las causantes del 8 por ciento del total de defunciones en hospitales del SNS y, además el ictus, es responsable del 3- 6 por ciento del gasto total sanitario.

“Es importante recalcar que el ictus es una urgencia médica. Sin embargo, el retraso en la llegada al hospital es, sin duda, en la mayoría de los casos, el factor limitante. Y aunque en los últimos años ha disminuido mucho esta demora, puede reducirse aún más. Para ello, deben existir planes regionales que permitan la organización de todos los eslabones de la cadena asistencial y, por otra parte, los pacientes tienen que ser capaces de reconocer los síntomas de un ictus, que aún son ignorados por muchos”, añade la especialista.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies