• Miércoles, 18 de julio de 2018
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1479 [name] => Internacional [slug] => internacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1479 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 5753 [filter] => raw [cat_ID] => 1479 [category_count] => 5753 [category_description] => [cat_name] => Internacional [category_nicename] => internacional [category_parent] => 1350 ) )

Uno de cada cuatro profesionales de Urgencias ha sufrido agresiones por parte de los pacientes

El personal sanitario vive estas situaciones de forma aislada y a menudo tiene un sentimiento de desamparo o culpabilidad por parte de sus responsables

urgencias

Investigadores de la Universidad de Lancaster (Reino Unido) han completado una revisión de estudios en 18 países que revela que aproximadamente uno de cada cuatro profesionales sanitarios de los servicios de Urgencias y Emergencias ha sufrido agresiones o abusos físicos por parte de sus pacientes.

De hecho, el trabajo que publica la revista ‘International Emergency Nursing’ revela que estos servicios hospitalarios son los que presentan una mayor tasa de agresiones, tanto físicas como verbales, y que el personal de Enfermería son los más perjudicados.

“El profesional parece aceptar pasivamente la violencia y las agresiones, que a menudo se producen cuando hay estrategias preventivas y reactivas que se aplican de forma incoherente”, ha reconocido Ian Smith, psicólogo clínico y uno de los autores de dicho estudio.

De hecho, han recopilado testimonios de profesionales que admiten que los pacientes o sus familiares pueden insultarles, escupirles o morderles sin que se registre incidencia alguna.

“La situación varía si el paciente tiene demencia, esos casos son distintos a cuando la agresión viene de alguien que está borracho o simplemente está enfadado por la demora en la atención”, según otros testimonios incluidos en el estudio.

Los trabajos revisados revelaron que el personal sanitario maneja estas situaciones de forma aislada y a menudo tiene un sentimiento de desamparo o culpabilidad. “A nadie le importa, ni siquiera a tus responsables, te sientes abandonado”, cuentan algunos afectados.

Además, el haber sufrido estos casos de violencia de primera mano generan impotencia y algunos afectados rechazan volver a trabajar en los servicios de Urgencias.

Este sitio web utiliza solamente cookies de Google Anaylitics. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies