• Miércoles, 23 de octubre de 2019
Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 1480 [name] => Nacional [slug] => nacional [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 1480 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 1350 [count] => 8463 [filter] => raw [cat_ID] => 1480 [category_count] => 8463 [category_description] => [cat_name] => Nacional [category_nicename] => nacional [category_parent] => 1350 ) )

USO Andalucía reclama al SAS la creación de la categoría de técnico de emergencias sanitarias

USO Andalucía reclama al SAS la creación de la categoría de técnico de emergencias sanitarias

ambulancia andalucia

Actualmente, en el contexto del Servicio Andaluz de Salud (SAS), los profesionales que ejercen como técnicos de emergencias sanitarias están considerados como una subcategoría de celador-conductor,  es decir, como personal de gestión y servicios en vez de como una categoría sanitaria. Ante esta problema, la Federación de Empleados Públicos de USO Andalucía ha emitido un comunicado para explicar que le ha reclamado al SAS la creación de esta categoría sanitaria.

En concreto, exponen que esta debe ser incluida  dentro del Organigrama del SAS, como una categoría establecida y regulada en el RD 1397/2007, de 29 de octubre, así como su titulación mínima. Sin embargo, actualmente, los trabajadores afectados por esta irregularidad desarrollan su trabajo tanto en ambulancias de soporte vital avanzado tipo C como EMCA (Equipo Movilizable de Cuidados Avanzados).

Diferentes titulaciones y funciones

En palabras de Luis Vinelli, responsable de Sanidad de FEP-USO Andalucía, “la falta de esta categoría ha devenido en un fraude de ley en la contratación. Sería necesario reconvertir la bolsa de Celadores-Conductores de Ambulancias Asistenciales Tipo B y C en la de técnicos de emergencias sanitarias. La actual bolsa es ilegal, exige una titulación que no se corresponde con las funciones que realmente ejecutan estos trabajadores. Para un celador-conductor, basta con la Secundaria; sin embargo, para las funciones propias del técnico de emergencias sanitarias se obliga a contar con la certificación homónima”.

Más allá del debate en cuanto a las exigencias formativas, lo que ha querido transmitir Vinelli es que la cuestión de fondo es la diferencia de las funciones, básicamente, entre  trabajar o no con enfermos.  En este sentido, el sindicalista explicaba que os celadores-conductores realizan unas tareas consideradas de gestión. De hecho, están encuadrados en el Personal de Gestión y Servicios. “Pueden efectuar transporte, pero de documentación o pruebas médicas. En el caso de los técnicos de emergencias sanitarias, transportan y asisten a pacientes, con todas las implicaciones que esto conlleva. Deben ser reconocidos como personal sanitario, algo que, en esa categoría actual, no se contempla, pues son considerados de gestión y servicios”, concluye en el comunicado.