Los niños han sido uno de los grupos de población que más estrictamente han cumplido las restricciones debido a la pandemia. Es por ello que merecen celebrar este comportamiento ejemplar. Por ello, 1.500 entidades educativas, sociales y sanitarias piden declarar el 26 de abril el día del niño y la niña. La fecha conmemora justo el momento en el que se cumple un año desde que los menores fueron autorizados a salir de sus casas por primera vez. Es decir, 42 días después de la declaración del primer estado de alarma por la pandemia.

Se suma a esta iniciativa la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP), tal y como lo explica su presidenta Concepción Sánchez Pina.   “Con esta iniciativa queremos, una vez más, recordar que los niños y niñas son nuestro futuro, y a los adultos nos corresponde proteger sus derechos”.

Día del niño y la niña

De hecho, el día del niño y la niña también tiene un sentido reivindicativo. Esto pasa por “asegurar el derecho de todos los niños a ser atendido por un pediatra en su centro de salud”, explica la presidenta de la AEPap.

De esta forma, este día del niño y la niña también se quiere poner de manifiesto las secuelas de la pandemia en los menores. La crisis sanitaria ha tenido consecuencias físicas y psicológicas por los cambios de hábitos que no se deben olvidar.  También ha repercutido en los hábitos saludables. Así, los pediatras de Atención Primaria han detectado un aumento de sobrepeso y obesidad. También, trastornos de ansiedad y otras secuelas psicológicas.

Por ello, desde la AEPap reivindican mantener la atención en las consultas de AP, los programas de vacunación rutinaria y del Programa de Salud Infantil (atención al niño sano).