Ya ha tenido lugar la mayor incorporación de nuevos residentes hasta el momento en el Sistema Nacional de Salud (SNS). Así el Ministerio de Sanidad ha dado la bienvenida a los 10.246 nuevos profesionales de Formación Sanitaria Especializada. De los mismos, 7.987 residentes pertenecen a la rama de Medicina.

De estos nuevos profesionales, que se incorporan en un total de 54 especialidades en Ciencias de la Salud, el 70,8 por ciento son mujeres. Entre los hitos de esta nueva convocatoria está el refuerzo de la Atención Primaria. Para ello se han ofertado 2.338 plazas de Medicina Familiar y Comunitaria. También con 687 de Enfermería Familiar y Comunitaria.

Los nuevos profesionales en formación participan en las actividades asistenciales con una responsabilidad creciente a medida que avanzan en su formación. Por otra parte, esto supone un nivel de supervisión decreciente. De esta forma estas incorporaciones son un apoyo y un refuerzo para el SNS, que permitirá incrementar el número de especialistas a corto plazo.

Nuevos profesionales y nuevos sistemas

En esta ocasión, la adjudicación se ha llevado a cabo de forma exclusivamente telemática, lo que produjo las quejas de los aspirantes por no poder elegir su plaza en tiempo real. En cambio, Sanidad defiende que «ha cumplido con los compromisos adquiridos y ha puesto en marcha un procedimiento justo, equitativo, ágil y seguro”. De hecho, insisten en que ha mejorado los procedimientos anteriores tanto en eficacia como en eficiencia.

En concreto, de los nuevos profesionales de FSE 7.987 son de Medicina, 1.683 de Enfermería, 266 de Farmacia. Otros 198 de Psicología, 50 de Biología, 40 de Física y 22 de Química. De ellos, hay 101 plazas para profesionales con discapacidad.