En España más de 10 millones de personas padecen enfermedades y patologías del corazón. De las mismas, más de 120.000 personas fallecen cada año según datos del INE. No obstante, las enfermedades cardiovasculares suponen la primera causa de muerte en España. Es por ello que, con motivo del Día Mundial del Corazón, que se celebra el 29 de septiembre, especialistas en Cardiología de los Hospitales Quirónsalud de Andalucía quieren concienciar sobre la importancia de las patologías del corazón.

En concreto, Antonio Esteban, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Quirónsalud Málaga insiste en la relevancia del diagnóstico precoz. Algo clave para el establecimiento de un tratamiento adecuado y eficaz.

Como explican los cardiólogos, ellos mismos ponen énfasis en la prevención primaria. Esto se basa en la educación sanitaria para abandonar los estilos de vida no saludables. Sin embargo, los cambios en el estilo de vida no siempre logran los resultados deseados y en la mayoría de las ocasiones se requiere la ayuda de fármacos. Es el caso de los antihipertensivos, los hipolipemiantes y los antidiabético. Todos ellos son claves para controlar los principales factores de riesgo que conducen al desarrollo de patologías del corazón. Es por ello que es tan importante que estos pacientes estén controlados y con una medicación supervisada.

Diagnóstico de las patologías del corazón

A la hora de mejorar el diagnóstico de las patologías del corazón ha sido clave el desarrollo y evolución de la resonancia magnética cardíaca, junto a la ecografía cardiaca. Además, la información que aporta este procedimiento es mucho más precisa en cuanto al dictamen exacto del daño cardíaco producido. Sin embargo, como toda técnica, requiere de centros con experiencia y cualificación para un correcto diagnóstico.

Más allá del tratamiento farmacológico, en cuanto a los tratamientos quirúrgicos, se pronuncia Miguel Ángel Gómez Vidal, cirujano cardiovascular de Quirónsalud Sagrado Corazón. El mismo expone que la cirugía valvular transcatéter ha experimentado un ascenso espectacular en los últimos 10 años. En el caso de la válvula aórtica en la actualidad el TAVI (Transcatheter Aortic Valve Implantation) ya ha superado al número de implantes quirúrgicos. Así, se espera que dentro de unos 10 años aproximadamente el 75 por ciento de las válvulas que se implanten sean transcatéter.

Pese a ello, según apunta Gómez Vidal en ningún momento desaparecerán las técnicas y el implante de válvulas totalmente quirúrgicas. Especialmente, en pacientes muy jóvenes y en anatomías complejas. Respecto a la válvula mitral también hay un incremento muy importante de las técnicas transcatéter. Aun así, debido a la complejidad de esta válvula, el TMVI (Transcatheter Mitral Valve Implantation) va a tardar algún tiempo más.