La Sociedad Española de Neurología ha presentado el estudio “Depresión y Neurología", con motivo de la celebración en Sevilla de su 74ª Reunión Anual. Se trata de uno de los encuentros científicos sobre el sector más importantes de España, que acoge, en esta ocasión, a más de 3.000 expertos nacionales e internacionales y más de 150 actividades del 15 al 19 de noviembre.

Un congreso donde se abordarán también los últimos avances en investigación, tratamiento y enfoque de las distintas enfermedades neurológicas en estos días. Durante la jornada habrá diferentes reuniones, cursos, talleres, seminarios y conferencias que van desde las novedades en manejo del ictus, miastenia, etc., todo para prevenir las enfermedades neurológicas.

La presentación inicial ha contado con la presencia del Dr. José Miguel Láinez, presidente de la Sociedad Española de Neurología (SEN), y la Dra. Cristina Íñiguez, vicepresidenta y responsable del Área Científica de la SEN, quien ha resaltado que se han presentado más de 1.000 comunicaciones.

En la ponencia de dicho informe, por parte del Dr. Javier Camiña, vocal del Área de Comunicación de la SEN, se ha dado respuesta a preguntas como: ¿Cómo afecta la depresión a los pacientes neurológicos? ¿Puede influir en la evolución y desarrollo de las enfermedades neurológicas? y, ¿en la respuesta a los tratamientos?

En este sentido, se ha resaltado que “un 30- 50 % de las personas que padecen una enfermedad neurológica también sufren depresión”. Concretamente, se ha incidido en que diversos estudios epidemiológicos apuntan a una prevalencia vital de depresión de alrededor del 10-12 % en hombres y del 20- 25 % en mujeres. En cambio, en pacientes con enfermedades neurológicas estas cifras son notablemente mayores.

Y es que “las enfermedades neurológicas son la principal causa de discapacidad y la segunda causa de muerte en el mundo". También se ha explicado que el suicidio es la principal causa de muerte violenta en España, superando desde el año 2008 a los fallecimientos por accidente de tráfico. En este sentido, "la depresión es un claro factor de riesgo de suicidio, pudiendo llegar a aumentar hasta 20 veces. Hasta un 15 % de las personas con depresión se suicidan", han matizado. Concretamente, “en los últimos 10 años se ha producido un aumento en la tendencia suicida entre los pacientes con enfermedades neurológicas (11 % vs. 3 %).

Además, se ha incidido en que la depresión también puede ser la primera manifestación de las enfermedades de Parkinson y de Alzheimer.

Conclusiones

En conclusión, se ha manifestado que la depresión es un proceso que se observa más frecuentemente en personas con enfermedades neurológicas que en la población general. Además, es una de las principales comorbilidades de las enfermedades neurológicas y está presente en la gran mayoría. También se ha informado que, a mayor sintomatología depresiva, menor es la calidad de vida de los pacientes con enfermedades neurológicas. Y que los tratamientos utilizados para estas pueden ayudar también a mejorar la depresión.

En definitiva “una buena salud mental siempre va a formar parte de una buena salud cerebral”. Por ello, es muy importante que los neurólogos detecten y traten adecuadamente la depresión en sus pacientes.

Se puede consultar el programa completo de la Reunión Anual de la SEN en: https://reunion.sen.es/index.php/lxxiv#programa