El Frente Unido por el Cáncer de Pulmón y El Colegio de México (COLMEX) presentaron en conferencia de prensa el estudio ‘Cáncer y desigualdades sociales en México 2020′,  elaborado por la Red de Estudios sobre Desigualdades de dicha institución académica. Este estudio enfatiza en la urgencia de atender la relación entre el cáncer y las desigualdades sociales, así como planear y coordinar las acciones nacionales de control y atención de este padecimiento.

De acuerdo con el documento, el cáncer se ha posicionado como la tercera causa de muerte en el país, precedida por enfermedades cardiovasculares y la COVID-19. Su mortalidad sigue en aumento de manera acelerada desde la década de los 90, pues ha pasado de 41.000 a 89.000 fallecimientos.

En la parte económica, esta enfermedad representó una quinta parte del presupuesto total del Instituto de Salud para el Bienestar en 2020, es decir, que genera costos directos e indirectos de entre 23 y 30 mil millones de pesos al año.

Terapias más innovadoras

Una de las revelaciones del estudio refleja que las variables sociales como el género, la pertenencia étnica o el lugar de origen, sus condiciones económicas, educativas y de aseguramiento, determinarán las características de su tratamiento. Las terapias más innovadoras como son las moleculares avanzadas, inmunoterapias o terapias blanco se caracterizan por tener un alto costo y no se encuentran incluidas en todos los hospitales del sector salud.

En este sentido, podemos observar en el análisis que las políticas de control y atención del cáncer deben promover acciones efectivas que consideren las severas desigualdades sociales de nuestro país.

La centralización de los recursos se ve reflejada en el promedio de muertes respecto al número de casos de cáncer que, por ejemplo, en la Ciudad de México es de 5 de cada 10, mientras que en el estado de Chiapas, al suroeste del país, es de casi 7 de cada 10. Es decir, que la distribución de los recursos es inequitativa, lo que obliga a los pacientes a desplazarse a otros estados para recibir atención médica especializada.

En México, el 60% de los casos se detecta en etapas avanzadas, lo que reduce las probabilidades de curación y encarece el tratamiento; en contraste, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que con la detección temprana es posible evitar el 40% de las muertes provocadas por cáncer.

Investigación multidisciplinaria

Cáncer y desigualdades sociales en México 2020 es un esfuerzo de investigación multidisciplinaria en el que participaron los investigadores Laura Flamand, Carlos Moreno Jaimes y Rafael Arriaga. También colaboraron los especialistas Óscar Arrieta, Lucely Cetina, Miguel Ángel Jiménez, Hortensia Reyes y Samuel Rivera.

Los resultados del estudio fueron presentados en conferencia de prensa. También, en un seminario académico que contó con la participación de Silvia Giorguli, presidenta de El Colegio de México; Rebecca de Alba, presidenta de la Fundación de Alba; Ricardo Raphael, director del Centro Cultural Universitario Tlatelolco, y Luz Miriam Reynales, investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP). Es posible consultar los documento en los siguientes enlaces: