Redacción.- El 40 por ciento de las europeas entre 45 y 75 años padece síntomas climatéricos, según la primera encuesta sobre el Uso de Terapia Hormonal Sustitutiva (THS) en Europa, promovida por la Sociedad Internacional de Menopausia (International Menopause Society -IMS), y en la que han participado un total de 8000 mujeres de Alemania, España, Francia y Gran Bretaña. Tal y como ha señalado en la presentación de este estudio, el doctor Santiago Palacios, presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) y miembro de la junta directiva de la Sociedad Internacional de Menopausia (IMS), "aunque el 40 por ciento de las mujeres europeas padecen síntomas climatéricos, sólo un 21 por ciento son usuarias de THS a nivel europeo, cifra que en España se reduce al 5 por ciento".

Según la encuesta, en la que han participado dos mil españolas, y que fue realizada entre los meses de de febrero y abril de este año, con el patrocinio de Schering AG, el 84 por ciento de las usuarias de THS en los cuatro países se mostraron satisfechas con el tratamiento recibido, que por normal general comenzaron a tomar para paliar los sofocos y mejorar su calidad de vida así como para prevenir la osteoporosis. La mayoría de ellas inician su tratamiento antes de los 52 años, y la duración media del mismo oscila entre los seis y siete años.

El 82 por ciento de las mujeres que usan la terapia hormonal sustitutiva en Europa se encuentran entre los 45 y los 64 años. Esta encuesta ha revelado también que existe una relación directa entre información y uso de THS, de tal forma que las mujeres que se someten a esta terapia para paliar sus síntomas climatéricos son las que están mejor informadas.

Analizando las respuestas se observa que tan sólo un 66 por ciento de las mujeres que habían oído hablar de la THS conocen su efecto para aliviar los síntomas climatéricos y solo el 40 por ciento es consciente de la mejora que produce la THS en la sequedad vaginal.

Respecto a los motivos que inducen a abandonar esta terapia, la encuesta pone de manifiesto que una mejora en la sintomatología climatérica, el temor al cáncer de mama y el aumento de peso, son los principales motivos de abandono de la misma.