Casi desde los inicios de la pandemia, los pacientes comenzaron a detectar que, una vez superada la infección aguda por COVID, había síntomas que persistían y que en muchos casos han supuesto un lastre importante a su calidad de vida. Las cifras actuales hablan de que el 10 por ciento de los pacientes padece el llamado COVID persistente. Es decir, síntomas que persisten semanas o después, que aparecen de nuevo o reaparecen, con una clínica polisintomática e intensa. Incluso estudios europeos estiman que la cifra podría ser de hasta el 15 por ciento. Para avanzar en el abordaje de estos pacientes acaba de constituirse la Red Española de Investigación en COVID persistente (REiCOP).

Entre los objetivos de REiCOP están algunos como incrementar las evidencias respecto a esta afectación y solventar las carencias asistenciales de los afectados. Esto pasa por plantear un programa formativo sobre COVID persistente para profesionales sanitarios. Asimismo, se espera actualizar la Guía Clínica para la Atención al paciente COVID persistente y está en desarrollo una app que ayude a los especialistas en el diagnóstico. Igualmente, otra de sus ambiciones es lograr un registro clínico, en el que recabar los datos fundamentales para identificar los factores clínicos y genéticos asociados al COVID persistente. Un documento que ya está en revisión y del que pronto se espera tener una versión definitiva.

Por otra parte, también se centrará en proyectos destinados a la eficacia de distintos fármacos. También en el desarrollo y validación de una escala asistencial, para evaluar de una forma integral al paciente que sufre COVID persistente.

57 entidades científicas

Con formato de asociación científica, REiCOP colaborará con un total de 57 entidades científicas y profesionales que han querido unirse a la iniciativa. Pero también con 224 personas que se suman a título colaborativo. “Este grupo pretende ser dinámico, aportar. Por tanto, siempre vamos a tener las puertas abiertas”, explica Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta primera de SEMG y presidenta de REiCOP. Esa puerta queda abierta también abierta a la Administración, que no acudía al evento, pero a la que se ha facilitado toda la documentación.

No obstante, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) lleva ya 20 meses involucrada en los inicios de este proyecto de trabajo colaborativo.  Como apuntaba Antonio Fernández Pro, presidente de SEMG, “esto no es sino el principio de algo, ahora toca crecer”.

Hay diferentes retos a tener en cuenta. El primero de ellos es conocer más sobre por qué hay pacientes que desarrollan COVID persistente y otros no, y por qué tiene una sintomatología tan variada. Como agregaba José Ramón Blanco Ramos, representante de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) y vicepresidente primero de REiCOP: “La investigación va a ser un elemento clave. Necesitamos trabajar con evidencia y confianza, que cada paso sea un paso seguro, y eso va a llevar tiempo”.  En esta línea, Luis García de Guadiana, representante de la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQC-ML) y tesorero de REiCOP, añadía que una de las claves va a ser la búsqueda de nuevos biomarcadores que faciliten el diagnóstico y el abordaje de los pacientes.

Retos de REiCOP

Al respecto de la información que se maneja actualmente, Pilar Rodríguez Ledo aclaraba a la prensa que “en algunas enfermedades virales hay lo que se denomina síndrome post-viral, que se caracteriza por tener una afectación un poco más difusa y más amplia. Como en estos casos, puede ocurrir que el virus esté acantonado en el organismo, en múltiples puntos”.  No obstante, recientes estudios han encontrado precisamente el virus acantonado en diferentes tejidos tomados de muestras de anatomía patológica tomados por otros procesos.

Otra de las áreas más complejas a abordar es la discapacidad que está generando esta situación a muchos pacientes.  “El COVID persistente afecta a muchos grupos de población, niños, jóvenes y especialmente a personas en edad laboral. Estas personas muchas veces cursan bajas largas o no se llega a recuperar”, recordaba Esther Rodríguez Rodríguez, representante de Long COVID ACTS y vicepresidenta 2º de REiCOP.

Sobre esta cuestión, desde SEMG añadían que “ya hemos pasado del momento de conocer al momento de reconocer”. Por ello también se ha contado con la colaboración de expertos en Medicina del Trabajo, ya que otro de los puntos clave es lograr reincorporar a los pacientes a sus puestos de trabajo en las mejores condiciones posibles.