E.P. El 67 por ciento de los médicos de Atención Primaria realiza un "uso escaso o nulo" de los opiáceos, mientras que el 46 por ciento considera que existen reparos éticos en el uso terapéutico de los mismos, según un estudio realizado por el equipo de profesionales del centro de salud de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira y promovido por la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc). Con estos datos, desde la Samfyc subrayan la necesidad de incluir y actualizar los presupuestos éticos en la formación específica de los profesionales sanitarios sobre el manejo de estas sustancias.

En concreto, el 79,2 por ciento de los médicos encuestados con una experiencia profesional inferior a cinco años afirmaba no utilizar los opiáceos en el manejo terapéutico del paciente, mientras que el 54,6 por ciento de los facultativos participantes en el estudio, con más de cinco años de experiencia laboral, aseguraba no utilizar estos productos.Sobre los reparos éticos sobre este tipo de terapias, el 42,5 por ciento de los facultativos con una experiencia inferior al lustro considera que se daba este tipo de impedimentos éticos para no utilizar opiáceos, aumentándose hasta el 50 por ciento entre los médicos encuestados con mayor experiencia, los que reconocían la existencia de estos reparos.

Según las conclusiones del estudio, "la experiencia profesional y la formación adicional aumenta el uso de opiáceos por los médicos de Primaria, aunque estos aspectos no parecen despejar sus reparos éticos". En este sentido, de los facultativos de Primaria participantes en el estudio, sólo 70 han recibido formación adicional sobre la terapia con opiáceos, aunque de éstos, el 57,1 por ciento afirma no utilizarlos en sus prescripciones. Por otra parte, los responsables del análisis aseguran que los profesionales que cuentan con más años de experiencia responden más acertadamente a las preguntas teóricas que se les plantea sobre esta terapia.