Redacción. Cádiz.- El 7 por ciento de las intervenciones médicas están equivocadas, lo que provoca la muerte de 108.000 personas cada año en Estados Unidos y Canadá, según datos de la Comisión Europea anunciados en las XII Jornadas de Economía de la Salud, organizadas por la Asociación de Economía de la Salud en Cádiz. Estos errores podrían evitarse, según los expertos, con la aplicación de guías de práctica clínica en soporte electrónico.

Las guías de práctica clínica constituyen indicaciones consensuadas y basadas en la evidencia científica sobre qué hacer en cada momento con cada paciente. Según un reciente informe de la Asociación Americana del Corazón, "los pacientes afectados por un infarto agudo de miocardio que acuden a un hospital que no utiliza guías de actuación médica tienen casi más de un tercio de posibilidades de fallecer que en uno que las utilice".

Las guías de práctica clínica forman parte de los programas de gestión de la salud, en los que también se incluye la atención domiciliaria, la coordinación de niveles asistenciales y el seguimiento telefónico de los pacientes. Para el profesor Salvador Peiró, presidente del comité organizador de la Jornadas, "los programas gestión de enfermedades son un esfuerzo por complementar y mejorar los cuidados a las personas con enfermedades crónicas y reducir los costes de su atención. Las tecnologías de la información son esenciales en los programas de gestión de enfermedades para facilitar información clara y consistente a los médicos para mejorar los estilos de práctica (acercándolos a las recomendaciones de las guías de práctica clínica), y también a los pacientes, para promover y mantener cambios en sus comportamientos".

Los programas de gestión de la salud también han demostrado reducir la necesidad de urgencias y hospitalización, ya que los pacientes están más controlados. Una de las experiencias pioneras en este sentido se está llevado a cabo en el Ayuntamiento de Barcelona, a través de PAMEM, el organismo municipal encargado de prestar servicios de Atención Primaria, que ha puesto en marcha el Programa de Gestión de la Salud de MEDCO Managed Care, beneficiando a una población de unas 60.000 personas.

Seguimiento en el domicilio

El doctor Ramón Hernández, gerente de MEDCO, que también participa en las Jornadas, destaca las ventajas de estos programas, no sólo para los médicos o los gerentes de los centros sanitarios, sino sobre todo para el paciente, que recibe atención médica personalizada desde antes incluso de dirigirse al médico, en su propio domicilio. "Los pacientes se ven beneficiados por la mejora en el seguimiento del cumplimiento de las recomendaciones establecidas por su médico con relación, por ejemplo, a los hábitos de vida y dietéticos, la medicación, recordarle la realización de determinadas exploraciones acordes con su patología y características personales", comenta.

Los pacientes que más pueden beneficiarse de estos programas son los crónicos y los ancianos, puesto que reciben un seguimiento continuado, en el que participan, de manera coordinada, médicos y enfermeras de distintas especialidades. "La atención prestada a los pacientes con enfermedades crónicas, en un entorno asistencial como el nuestro, orientado fundamentalmente hacia la atención de agudos, suele ser deficiente. La mecánica actual de atención viene muy definida por su carácter episódico, con breves encuentros entre pacientes y profesionales sanitarios, y una escasa dedicación a los aspectos longitudinales de la asistencia, a la continuidad de los cuidados (entre niveles y dentro del mismo nivel asistencial) y a los aspectos de fomento de autocuidados", afirma el doctor Peiró.