Se calcula que aproximadamente más de tres millones de adultos y más de medio millón de niños hasta los 14 años que padecen asma en España no están debidamente controlados. "Está claro que existen ciertos aspectos de los estilos de vida de la población, como el tabaquismo o residir en áreas con alta contaminación, que están incidiendo en el continuo aumento de casos", explica el Dr. Joan Serra Batlles, miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). "Teniendo en cuenta los costes directos e indirectos de su abordaje, el 70 por ciento del coste global del asma corresponde a un mal control y un seguimiento inadecuado de los pacientes. Asimismo, para reducir el coste de su abordaje, aparte de un adecuado control, también es fundamental evitar la aparición de exacerbaciones y las hospitalizaciones que estas conllevan", añade.

El asma en la actualidad constituye un importante problema de salud pública, debido a su elevada prevalencia y a las preocupantes cifras de morbilidad y mortalidad. En los países desarrollados, entre un uno y un dos por ciento del gasto sanitario total se dedica a financiar los costes derivados del asma. Estas cifras, junto con el aumento de la incidencia de casos, convierten al asma en un problema sanitario de primer orden.

En este sentido, y con el objetivo de profundizar en cómo el sistema sanitario está abordando este problema, en el marco de la 22ª Reunión de Invierno Conjunta de Áreas SEPAR, que se ha celebrado en Valladolid, el Dr. Serra ha moderado la ponencia "Los costes del asma" en la que se ha hecho un repaso del estado de dicha cuestión y también se han presentado estudios de costes realizados específicamente en la Comunidad Valenciana, Andalucía y Extremadura.

El asma afecta a un cinco por ciento de adultos y a entre el ocho y el doce por ciento de niños y adolescentes en España. El estudio ASMACOST, realizado por neumólogos de SEPAR, concluía que en España el promedio del coste anual del paciente asmático es de 1.950 euros anuales. de éstos, 1.635,86 euros corresponden a gastos sanitarios directos y 314,14 euros en costes indirectos, como desplazamientos o días laborales perdidos. Esta cifra se eleva hasta 1.872 millones si se escala al conjunto de la población afectada.

"Aunque el coste del control del asma pueda parecer alto, su falta de control supone un gasto mayor", afirma el Dr. Serra. "Los tratamientos actuales contra el asma son muy eficaces si el afectado los administra de forma adecuada según las recomendaciones de su neumólogo. A día de hoy todavía se publican evidencias que demuestran que hasta un 90 por ciento de los enfermos españoles utiliza mal el inhalador, a pesar de que lo llevan consigo toda la vida", afirma el Dr. Serra.

También es importante destacar que un adecuado e individualizado control de los casos permite evitar exacerbaciones y agudizaciones que incrementan los costes de esta enfermedad. "El gasto de la patología es más elevado en aquellos pacientes que sufren asma grave en comparación con los casos moderados o leves, y también es superior en pacientes mayores de 65 años. Si el promedio es de 1.950 euros, en pacientes con asma grave éste puede llegar a ascender hasta los 2.728 euros", asegura el Dr. Serra.

Mayor medicación preventiva

Con el objetivo de hacer frente a la elevada prevalencia y el progresivo incremento de casos es necesario implementar políticas asistenciales que se centren en un mayor uso de medicación preventiva, una mejor educación de los pacientes y el adecuado seguimiento de las guías de buena práctica clínica. "Debemos trabajar para conseguir disminuir las cifras de tabaquismo, ya que este hábito agrava el asma, especialmente el infantil, incidir en que el tráfico y la contaminación están repercutiendo negativamente e intentar promover estilos de vida saludables que se alejen de la obesidad y el sedentarismo", concluye el especialista.