MADRID (EUROPA PRESS)

El 80 por ciento de los dermatólogos asegura que la contaminación puede causar problemas en la piel, tales como sequedad, acné y alergias. Además, según ha mostrado una encuesta de Olay realizada a más de mil mujeres asiáticas, más del 95 por ciento de las mujeres está preocupada y es muy consciente de los efectos de la contaminación del aire sobre la piel, citando específicamente como consecuencias una mayor sensibilidad de la piel, decoloración, sequedad, falta de brillo y rugosidad.

Además, el trabajo muestra por primera vez que los sujetos que viven en distritos altamente contaminados tienen significativamente peor hidratación de la piel que los sujetos que viven en los suburbios más libres de contaminación, a pesar de tener un estilo de vida más saludable, como por ejemplo, rutinas de limpieza, mayor consumo de agua y uso de productos de cuidado de la piel.