E.P.- El secretario de Organización y Formación de Sanidad de CC.OO. de Navarra, Juan José del Cura, ha afirmado que "con el dinero que el Servicio Navarro de Salud ha pagado por productividad en 2002, se podrían crear 27,4 equipos de trabajo compuestos por un facultativo, un ATS, un técnico, un auxiliar de enfermería y un celador, lo que significan un total 137,2 plazas", según un estudio que sobre el tema ha elaborado la citada organización sindical. Asimismo y según este trabajo, señaló que, en lugar de pagar la productividad, el Servicio Navarro de Salud podría contratar 79,18 plazas nuevas de médicos. Si sólo contratase ATS podría contratar a 121,94; si fuesen técnicos, 169,93; en cuanto a auxiliares de enfermería serían 180,89 y celadores, 238,55.

Asimismo, la secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO de Navarra, Carmen Bravo, ha añadido que históricamente la productividad es un elemento que "ha producido discriminación" entre los profesionales sanitarios. La productividad como concepto retributivo en un principio "debería remunerar el especial rendimiento, interés o participación en programas o actuaciones concentras", dijo Bravo, quien ha señalado que, sin embargo, responde al pago de las llamadas "peonadas", que es un cobro por horas extraordinarias.

Según sus datos, en 2002 se gastó en productividad más de 3.600.000 euros y ha afirmado que es necesario el control del mismo. Bravo añadió que en octubre de 2002, el consejero de Salud, Santiago Cervera, reconoció un incremento del gasto sanitario paulatino, "que él calificaba de regular y que respondía al incremento de la población asistida, que era del dos por ciento" y al incremento del seis por ciento de la actividad. Además, según ha indicado Bravo, Cervera sostuvo que ese incremento obligaba a consolidar programas extraordinarios para atajar las listas de espera; "son en concepto de estos programas extraordinarios en los que se dice pagar la productividad", ha dicho la secretaria de Sanidad de CC.OO. Navarra.

Sin embargo, desde CCOO sostienen que la retribución de productividad sólo puede responder al cumplimiento de objetivos previstos, al especial rendimiento, interés o participación en programas o actuaciones concretas, "que es lo que recoge la Ley". Para ello, Carmen Bravo ha afirmado que sería necesario definir los objetivos y actividades que hay que realizar y adecuar los criterios generales para la distribución del pago por productividad. Este sistema "eliminaría la actual situación de agravios", ya que según denunció mientras unos profesionales perciben productividad por programas especiales, otros no cobran productividad y ven incrementada su carga de trabajo; "nos referimos a celadoras, auxiliares de enfermería, enfermeras, etc".

Por lo tanto, Bravo propuso incrementar la plantilla a las necesidades reales. Señaló que esta propuesta responde a la recomendación que hacía la Cámara de Comptos y coincide con el informe de 2002 del consejero de Salud. "Si el incremento de actividad del seis por ciento obliga a consolidar programas extraordinarios, obliga a la creación de plantilla", afirmó. Juanjo del Cura ha añadido que con el dinero pagado por productividad en 2002 se habría podido pagar toda la carrera profesional de enfermería y de auxiliares de enfermería. Otras opciones que se podrían haber realizado, según dijo, son eliminar el agravio generado con todo el personal no sanitario, o volver a establecer el concepto de productividad fija del que se beneficiaba todo el personal de plantilla.

La productividad en 2002 por centros sanitarios

Juanjo del Cura expuso los resultados del estudio, en el que se destacan las cantidades más relevantes que se han pagado por productividad en Virgen del Camino, Hospital de Navarra, Ubarmin y el área de Tudela. Estas cifras superan los 4.000 euros por persona y trimestre, lo "que supera con creces el salario anual de muchos profesionales del sistema sanitario". Del Cura expuso que un médico del sistema sanitario público de Navarra cobra al año 45.820 euros y trimestralmente, 11.455 euros, mientras que la mayor cantidad que un profesional sanitario ha cobrado por productividad en un trimestre ha sido de 31.577 euros, y añadió que a medida que va bajando el nivel de categoría profesional, "baja muchísimo" la cantidad que se cobra por productividad.

Otro de los conceptos analizados es la cantidad cobrada por productividad por centro de trabajo relacionado con la plantilla asignada. El Hospital Virgen del Camino, con 2.100 trabajadores, paga 1.663.286 euros al año. La clínica Ubarmin, con 300 trabajadores, paga 484.913 euros al año. "La clínica Ubarmin, si tuviera los mismos trabajadores que el Hospital Virgen del Camino, estaría pagando casi 3 millones de euros", afirmó.