Antonio Pais. Santiago de Compostela.- El presidente de la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria (SEDAP), Antonio García Quintáns, ha destacado, en declaraciones a EL MEDICO INTERACTIVO, el alto nivel de la A.P. en España. Para García Quintáns, "como país, tenemos un desarrollo de la A.P. excepcional. Las prestaciones son mucho más amplias que en otros países de nuestro entorno". Al cumplir un año como presidente de la SEDAP, aboga por la mejor coordinación entre Primaria y Especializada y por la mejor organización interna de los diferentes servicios de Salud, y valora el beneficio que el intercambio de experiencias en las diferentes Comunidades Autónomas aporta.

Ése, el de constituir un foro para el intercambio de experiencias de gestión, es el principal objetivo de la SEDAP, que cuenta con 500 socios y que prepara su VI Congreso Nacional, que tendrá lugar el próximo mes de noviembre en Toledo. La página web www.sedap.es informa puntualmente de todas sus actividades.

"El panorama nacional en la gestión de la A.P. es dispar y sigue líneas de actuación que, aunque tengan un nexo común, tienen estilos de dirección diferente. Nuestra sociedad lo que pretende es realizar un foro de intercambio, tanto de experiencias como de conocimiento, en labores de gestión de A.P. Problema. La disparidad nos da conocimientos a los demás, la vía adecuada que abre uno puede ser copiada sin tener que pasar por los trabajos de crearla por los demás, y el error que comete uno puede ser aprendido por los demás", resalta el presidente de esta Sociedad Científica.

García Quintáns sabe que hay mucho trabajo por hacer en un campo como el de la A.P., pero también muestra su satisfacción por que "por ejemplo, seamos uno de los pocos países que tenemos la Pediatría integrada ya desde la A.P., y eso que nos parece tan habitual no lo es fuera de España. La importancia que le da la población a los servicios de A.P. es su utilización, y aquí es enorme: la media es de seis o siete visitas anuales al médico de cabecera, hacemos millones de consultas".

Un asunto diferente es el de la necesaria coordinación que debe existir entre Primaria y Especializada. Para el presidente de la SEDAP, "son dos niveles que deberían ser más transparentes para el ciudadano, al que debemos ofrecer unos servicios de Salud coordinados entre Primaria y Especializada, resolverle los problemas en uno u otro nivel pero de la forma más transparente, cómoda y eficiente posible".

El reconocimiento que los profesionales de A.P. tienen en España es, para García Quintáns, "mayor desde la reforma realizada, y de hecho las encuestas de calidad y de satisfacción de todos los servicios de Salud, el vínculo de las personas con su médico de cabecera es muy estrecho. La AP es un ámbito muy amplio, muy distinto al de la Especializada. Fundamentalmente, sus dificultades aparecen a partir de la dispersión de los centros y los recursos, algo muy diferente a los hospitales", dice.

Desde los años 80 se intenta reformar un modelo de A.P., eliminar la visión de un simple tratamiento de la enfermedad para pasar a realizar sobre la población actividades preventivas y educativas. "Los servicios sanitarios, por tecnología o por abrir los servicios a toda la población, se mueven y avanzan constantemente. Hay que adaptarse a eso y gestionar los recursos, que son enormes y muy importantes", comenta el presidente de la Sociedad.

Aunque el problema que surge es, como en el resto de la Sanidad Pública, gestionar los recursos. García Quintáns incide en que "éstos son finitos y hay que hacerlo adecuadamente. Las prestaciones y las exigencias de los usuarios son cada vez mayores. El otro problema es hacer llegar a toda la población esas actividades preventivas. Si hace cien años se disparó la esperanza de vida a través de la higiene, o hace 50 con el tema de las vacunaciones, ahora puede suceder a través del control de las actividades de riesgo: extenderlo a toda la población es una tarea complicada".

Las carencias estivales

El verano ya llegó. Y, con él, los conocidos problemas en muchos centros de salud que se ven sobrecargados de trabajo. El presidente de la SEDAP admite la preocupación profesional existente. "Debemos preocuparnos, y cuidar a nuestro colectivo profesional. Los servicios de Salud hacen el esfuerzo que pueden, de hecho se ha crecido en plantillas en los últimos años, las retribuciones se han ido modificando, en todos los Servicios hay recogida de sugerencias y de proyectos de mejora y a nivel del SNS está planificada una carrera profesional", señala.

Por eso, en materia de recursos García Quintáns aboga por "trabajar más los sistemas organizativos internos. Es cierto que en verano hay menos personal, mucha gente se va de vacaciones, se debe haber sustituciones en los casos que lo requieran. Pero el tema de las sustituciones tampoco es la panacea. Para mantener los niveles de calidad deberíamos ser bastante autosuficientes y trabajar con nuestro propio personal, reorganizando los Servicios. Tampoco es deseable estar esperando que haya personas en el paro esperando que les demos trabajo un mes".

Por otro lado, según el presidente de la SEDAP, "también se puede realizar una mejor organización de la actividad programada, por ejemplo, si los pacientes diabéticos deben hacerse un control cada seis meses, no hay razón para que sea en julio o en agosto".