E.P.- El 90 por ciento de los familiares con un afectado por daño cerebral no tendrá vacaciones de verano, ya que su atención requiere de los cuidados de su familia durante las 24 horas del día, los 365 días del año, según ha señalado la Federación Española de Daño Cerebral (FEDACE). Esta organización ha indicado mediante un comunicado que las opciones para estas familias son "prácticamente nulas" debido a la inexistencia de centros adecuados donde les puedan dejar.

Para los afectados por daño cerebral, insisten desde esta organización que el apoyo familiar "es muy importante" desde el momento en el que reciben el alta médica, ya que se encuentran "totalmente desamparados" y en la mayoría de los casos dependen únicamente de los cuidados que le prestan sus familiares directos. Alertan desde FEDACE que durante todo el año, estas personas se encargan del cuidado y bienestar de sus familiares afectados, y por ello, están sometidos a situaciones de estrés, tensión emocional, estado permanente de intranquilidad, sensación de vulnerabilidad, sentimiento de culpa, soledad, depresión. "Si a esto le sumamos que durante los 365 días del año no cuentan con un solo descanso, la situación se vuelve totalmente desesperante para ellos", agregan desde esta organización.

Por otra parte, consideran que las residencias geriátricas, en la mayoría de los casos, "no son una buena alternativa", ya que el 70 por ciento de los afectados son jóvenes entre 14 y 30 años. Estos afectados, a pesar de que se encuentran en situaciones de mínima conciencia, deben seguir un programa de rehabilitación, donde la estimulación juega un papel decisivo, así como el entorno que les rodea.