Las estadísticas señalan que solo un 10 por ciento de ciudadanos conoce el correcto funcionamiento de un desfibrilador automático DESA, por lo que ASPY Prevención dedicará el Día Mundial del Corazón (el 29 de septiembre) a promover la formación para su uso.

“En España se producen anualmente una media de 24.000 paradas cardiacas de las cuales pueden evitarse el 20 por ciento si se realiza una reanimación básica. El problema es que el 90 por ciento de los ciudadanos no saben cómo realizarla ni tampoco cómo se utiliza un desfibrilador”, afirma José Antonio Llorente de ASPY Prevención quien aconseja a todas las empresas “la instalación de DESAS en sus centros laborales ya que la inmediatez al realizar la reanimación es imprescindible”.

La compañía realizará dos acciones clave destinadas a conseguir espacios cardioprotegidos. La primera de ellas consiste en la promoción de un soporte logístico para la instalación de desfibriladores en las empresas con las acciones que esto conlleva; posibilidad de alquiler de equipos con opción a compra, registro y seguro de los mismos así como su mantenimiento anual y servicio técnico de atención al cliente.

Además, con este servicio se imparte una formación teórico-práctica acreditada según la metodología del Consejo Europeo de Resucitación y con instructores acreditados por la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias mediante la cual se habilita a los profesionales que lo realizan para poder hacer uso de los DESAS. “Creemos que la formación del personal en este ámbito es muy importante ya que las cifras en el conocimiento del uso de desfibriladores son desalentadoras. Es importante hacer una potente campaña de concienciación para que se den cuenta de la importancia que adquiere este dispositivo en nuestra vida”, concluye José Antonio LLorente.