Tras el acuerdo suscrito hace algo más de un año entre A.M.A., la mutua de los profesionales sanitarios, y la Organización Médica Colegial (OMC), este año se ha aumentado dicha cobertura ampliando las garantías al fallecimiento o la incapacidad permanente del médico como consecuencia de una agresión.

En aquel acuerdo, ambas entidades firmaron una póliza colectiva para la protección jurídica de los profesionales médicos ejercientes que fueran víctimas de una agresión física, psíquica o verbal, en el ámbito de su actividad profesional.

Tanto la renovación del contrato, como el año anterior, ha sido firmada por la OMC a través de la Fundación del Patronato de Huérfanos y Protección Social de Médicos “Príncipe de Asturias”. El presidente de honor de A.M.A. y presidente de la Fundación, Diego Murillo, como el presidente de A.M.A., Luis Campos, han manifestado su satisfacción por seguir colaborando en la defensa y protección de los médicos, combatiendo esta lacra social que suponen las agresiones al colectivo sanitario.

Desde su puesta en marcha, el acuerdo cubre la defensa penal con libre elección de abogado, las fianzas y las reclamaciones por daños corporales y materiales de 170.000 médicos pertenecientes a la Organización Médica Colegial.

“Es importantísimo que un cuerpo de letrados competentes como los que pone a disposición A.M.A. defiendan a los médicos ante las agresiones”, señaló el presidente de la OMC, Serafín Romero con motivo de la puesta en marcha del acuerdo.

La protección jurídica por violencia física o verbal se ha convertido en una demanda creciente del colectivo médico, a la que A.M.A. continúa dando protección y respuesta adecuada. Los médicos españoles tienen la seguridad de sentirse respaldados ante situaciones de maltrato o agresión en su consulta, hospital o centro de salud.