El seminario web sobre “Resiliencia en tiempos de pandemia, visión de futuro” ha estado organizado por A.M.A. y dirigido por su directora general adjunta y responsable del Ramo de Responsabilidad Civil Profesional, Raquel Murillo.

El seminario es una muestra de gratitud y reconocimiento al esfuerzo de los sanitarios por parte de la mutua, y pretende ser un estímulo para seguir trabajando con sacrificio e ilusión en este tiempo de pandemia.

Más de 600 profesionales sanitarios han asistido a la jornada, que ha contado con la intervención del doctor Mario Alonso Puig, médico especialista en Cirugía General y Aparato Digestivo, profesor de liderazgo, comunicación, coaching y gestión del estrés.

En referencia a la pandemia, Raquel Murillo ha apuntado que esta “ha puesto a prueba la resiliencia de todos los profesionales sanitarios” que han estado y siguen estando en primera línea, cada día. Son profesionales, ha subrayado, “que soportan la presión asistencial y también la carga emocional que conlleva estar tan cerca de la propia enfermedad, viviendo casos duros y graves, fallecimientos, y que después llegan a casa y, en muchos casos, se tienen que alejar de los familiares y allegados por miedo a que estos resulten contagiados”.

Algo fundamental durante este tiempo, ha señalado, “ha sido el trabajo colaborativo entre profesiones y especialidades”, con sanitarios que, especialmente al inicio de la crisis, han tenido que realizar turnos para dar apoyo constante a las UCI, que estaban desbordadas.

Resiliencia

El Dr. Alonso explicó a los asistentes que la resiliencia es una capacidad que se trabaja y “una de las cosas más importantes que podemos aprender frente a cualquier dificultad que nos encontremos en la vida”, de ahí la necesidad de que se enseñe como cualquier otra materia.

El especialista en gestión del estrés recomendó como mecanismo para potenciar la resiliencia pensar en el presente, “hacer lo que podamos cada día”, en alusión a la presión de los sanitarios en circunstancias excepcionales como esta, donde “el sentimiento de soledad, unido a la falta de apoyo y medios ha provocado que en ocasiones se pierda la confianza en el sistema”.

La jornada terminó con un turno de preguntas y comentarios por parte de los médicos, que se interesaron por cuestiones como la duración del periodo de duelo tras la muerte de un ser querido, cómo hacer frente al aislamiento familiar para evitar contagios o la falta de comprensión por parte de algunos pacientes.