Los laboratorios Abbott ya han distribuido en varios hospitales españoles 500.000 unidades de su prueba serológica de laboratorio, la cual ya ha obtenido la marca CE, para la detección del anticuerpo IgG frente al nuevo coronavirus SARS-CoV-2 que es el agente causante de la COVID‑19. Cabe recordar que, mientras que las pruebas moleculares detectan si alguien tiene el virus, las pruebas de detección de anticuerpos determinan si alguien ha estado infectado.

Este test de Abbott ha demostrado una especificidad y sensibilidad para detectar anticuerpos IgG de más del 99 por ciento a los 14 o más días después del comienzo de los síntomas. La intención de la compañía es alcanzar los 3 millones de pruebas al mes para finales de mayo.

Estos test de anticuerpos suponne un paso importante en la lucha contra la pandemia puesto que permite conocer si un paciente ha estado infectado previamente, así como concretar el tiempo que los anticuerpos permanecen en el organismo y si confieren inmunidad y proporciona un mejor conocimiento de la respuesta inmunitaria del paciente. Este conocimiento puede contribuir al desarrollo de tratamientos y vacunas así como también ayudar a trazar con mayor seguridad el plan de desescalada del confinamiento de la población.

Las pruebas de detección de anticuerpos IgG de Abbott estarán disponibles inicialmente para sus equipos de laboratorio. Estos equipos están en uso en laboratorios de toda España y pueden realizar entre 100 y 200 análisis por hora.

Las iniciativas del laboratorio

“Estamos orgullosos de facilitar nuestras pruebas para la detección de anticuerpos de manera inmediata puesto que dichas pruebas nos ayudarán a conocer quién ha tenido el virus, lo que nos dará una mayor confianza a medida que retomemos nuestras vidas”, expone al respecto Luis García Bahamonde, director gerente de la división de diagnóstico de Abbott Iberia.

Desde Abbot informan igualmente de que se está aumentando significativamente la fabricación en Europa de pruebas de detección de anticuerpos y que ampliará las pruebas a todos sus equipos de laboratorio. Abbott también ampliará sus pruebas de anticuerpos a la detección del anticuerpo IgM en el futuro próximo.