AbbVie ha anunciado los resultados positivos del estudio VIALE-A, realizado en pacientes con leucemia mieloide aguda (LMA) no tratados previamente y que no eran candidatos a recibir quimioterapia intensiva. El estudio demostró que los pacientes tratados con venetoclax en combinación con azacitidina lograron una reducción del riesgo de muerte del 34 por ciento en comparación con azacitidina en combinación con un placebo.

Estos datos se han dado a conocer este fin de semana en la presentación oficial del XXV Congreso Anual de la Asociación Europea de Hematología (EHA), celebrado de forma virtual

Los pacientes tratados con venetoclax  en combinación lograron una mejoría de la mediana de supervivencia global. En concreto, 14,7 meses frente a 9,6 meses en el grupo del placebo. El  66,4 por ciento de los tratados con venetoclax en combinación con azacitidina presentó una remisión completa compuesta. Esto en comparación con el 28,3 por ciento de los tratados con azacitidina y un placebo.

Venetoclax en combinación con obinutuzumab

En este 25º Congreso de la European Hematology Association (EHA) se han presentado más datos de combinaciones. En concreto, también se ha evaluado venetoclax en combinación con obinutuzumab en pacientes con leucemia linfocítica crónica (LLC) no tratados previamente. Se trata de los resultados del ensayo de fase 3 CLL14 con un seguimiento de 40 meses.

Los mismos han demostrado una mejoría en la supervivencia libre de progresión de venetoclax en combinación con obinutuzumab. El estudio se ha hecho en comparación con los que recibieron una pauta de quimioinmunoterapia habitual de clorambucilo en combinación con obinutuzumab.

Según Francesc Bosch, jefe del Servicio de Hematología de Vall d’Hebron, esta combinación “supone un notable avance en el tratamiento de los pacientes con LLC”. Asimismo, esta combinación aúna dos fármacos con acción sinérgica frente a la enfermedad y con toxicidad manejable, lo que permite tratar a la mayoría de los pacientes.