Nuestros ojos cuentan con unas protecciones naturales como son las cejas, las pestañas, los párpados y las lágrimas, que no siempre resultan suficientes para hacer frente a la múltitud de agentes externos con los que se enfrentan a diario. En condiciones normales basta con lavar…