SECCIÓN  patrocinada por: 

Nota: Los contenidos de esta sección son informaciones de actualidad y de interés general elaboradas por la redacción de El Médico Interactivo. No existe conflicto de intereses entre los autores, las fuentes y el patrocinador.

Especialistas de ochos sociedades científicas han consensuado en un documento las principales interacciones que se producen entre los fármacos prescritos para el tratamiento de los trastornos psicóticos y las terapias para la COVID-19. De una forma visual, el informe marca patrones de interacción para anticiparse y afrontar recaídas, descompensaciones o agudizaciones que requieran atención urgente.

El documento Manejo farmacológico de trastornos psicóticos en personas mayores con tratamiento de la infección por COVID19: interacciones y recomendaciones terapéuticas ha sido firmado por las siguientes entidades:

  • Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC).
  • Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).
  • Sociedad Española de Neurología (SEN).
  • Sociedad Española de Psiquiatría (SEP).
  • Sociedad Española de Psicogeriatría (SEPG).
  • Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB).
  • Sociedad Española de Medicina Geriátrica (SEMEG).
  • Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).

 

Los autores del informe señalan que las indicaciones son específicas para el uso de personas mayores, si bien las conclusiones relacionadas con las interacciones pueden ser extrapoladas a pacientes jóvenes.

El abordaje de las personas con trastorno mental ingresadas por coronavirus es complicado por las circunstancias hospitalarias actuales. “Es muy difícil o imposible el abordaje no farmacológico del delirium, así como su prevención o su diagnóstico precoz”, señalan los portavoces de las sociedades científicas. La incidencia de trastornos de agitación, agresividad, inquietud psicomotriz o psicosis suelen ser frecuentes. Los principales obstáculos para hacer un correcto diagnóstico son:

    1. El aislamiento.
    2. La imposibilidad de realizar estimulación sensorial.
    3. La incapacidad para establecer estrategias de comunicación y reorientación a la realidad.
    4. Dificultad para mitigar el estrés emocional por la ausencia de cuidadores.

 

El delirium, que suele aparecer en las personas mayores con vulnerabilidad cerebral, puede causar síntomas psicóticos graves, disruptivos y de difícil manejo durante el ingreso hospitalario por descompensación clínica aguda. Los expertos señalan que el documento presentado tiene como objetivo “ayudar al clínico a tomar decisiones sensatas y lo más informadas posibles en una situación de incertidumbre, pero de necesidad de respuesta asistencial”.

Posibles alternativas

En la guía se mencionan posibles alternativas a los tratamientos con antipsicóticos: “Es recomendable y exigible empezar por un abordaje no farmacológico, preventivo y de identificación de síndromes geriátricos infradiagnosticados que pudieran ser causa de los síntomas psicóticos”. No obstante, los autores mencionan la necesidad de valorar la situación de aislamiento y escasez de personal y tiempo. Por ello, algunas publicaciones señalan que grupos farmacológicos como los antidepresivos pueden ser una alternativa a los antipsicóticos en determinadas ocasiones.

Además, durante el ingreso hospitalario se pueden reactivar síntomas psicóticos previamente compensados, o existir situaciones de delirium o delirium sobreimpuesto a demencia que exigen frecuentemente el uso de medicamentos.